scorecardresearch

Palencia pierde mil explotaciones y 50.000 ha en 13 años

Rubén Abad
-

La superficie actual asciende a 605.338 hectáreas, frente a las 653.593 de 2009. La mitad de fincas están en Campos

Palencia pierde mil explotaciones y 50.000 ha en 13 años - Foto: Jesús J. Matías

El relevo generacional en el campo se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla en el medio rural. Un panorama alarmante que ya venían observando los vecinos del territorio en los últimos tiempos y que ahora constata el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su último Censo Agrario, que actualiza los datos de 2009.

El escenario que presentan los datos oficiales no es nada alentador para el sector primario palentino, que ha perdido 48.252 hectáreas en los últimos trece años, de las 653.593 de 2009 a las 605.338 actuales. Para analizarlo con perspectiva, es como suprimir del mapa la superficie de la capital (94,95 km²) multiplicada por cinco o dividir la provincia en quince porciones y que una de ellas desapareciera de un plumazo. El número total de fincas es de 5.960, frente a las 6.980 del anterior estudio.

¿A qué cultivos se destinan estas tierras? Según los datos aportados por Censo Agrario, el cereal en grano sigue teniendo mucho peso en la provincia palentina, con un total de 5.151 fincas ganaderas dedicadas a la siembra de 311.707 hectáreas. Son menos explotaciones que hace trece años (5.782), pero la superficie ha aumentado (290.195 en 2009).

Si se pone el acento en otro de los cultivos destacados de la provincia: la leguminosa, especialmente extendida en la comarca de La Vega de Saldaña, esta también ha experimentado un notable crecimiento, tanto en superficie cultivada como en número de explotaciones. De este modo, si el anterior Censo Agrario hablaba de 1.656 fincas y 29.738 hectáreas, la última actualización lo sitúa en 2.394 parcelas con una superficie total de 38.977.
De la patata, un cultivo muy extendido en la comarca de La Ojeda, no hace especial mención el INE, que se limita a incluirla en el apartado de raíces y tubérculos, que suma en la provincia 2.474 hectáreas (no se cita el número de explotaciones). En el estudio de 2009, se cifraba en 993 las hectáreas cultivadas de este alimento y 322 las explotaciones que se dedicaban a él.

Los viñedos, de gran tradición en la zona del Cerrato, pasan de 261 a 273, y también lo hace de una forma notoria la superficie cultivada, que pasa de 33 a 292 hectáreas.

Por otro lado, el INE divide las tierras en zonas arables, con 479.859 hectáreas y 5.456 explotaciones; leñosos, con 594 hectáreas y 485 fincas, pastos permanentes, con 66.322 hectáreas y 1.274 explotaciones; y huertos para consumo propio, con 535 terrenos y poco más de doce hectáreas, por citar los más destacados.

POR COMARCAS

Por otro lado, el nuevo Censo Agrario pormenoriza la superficie cultivable por comarcas, algo que no hacía su antecesor. Así, según los datos recabados en el INE, la comarca con más peso agrícola es Tierra de Campos, con 2.810 explotaciones y 259.679 hectáreas, casi la mitad del total.

Continúan, según el volumen, el Cerrato (1.259 fincas y 107.623 hectáreas), Saldaña-Valdavia (801 y 63.197), Boedo-Ojeda (406 y 41.763), Cervera (268 y 33.314), Aguilar (250 y 23.614) y Guardo, que cierra el listado con 166 explotaciones y 17.604 hectáreas.