La zarzuela, uno de los espectáculos de San Antolín

Laura Illana
-

El Teatro Ortega acogerá en su programación de San Antolín gran variedad de conciertos y obras de teatro. Entre ellas se encuentra la representación del fundador y director de la Joven Orquesta Sinfónica de Valladolid

La zarzuela uno de los espectáculos de San Antolín

Ernesto Monsalve dirigirá la zarzuela Gigantes y Cabezudos, presente en el cartel de la programación de San Antolín, el próximo 30 de agosto, a las 18,30 horas, la primera sesión, y a las 21 horas la segunda. La obra retrata  las riñas habituales entre las vendedoras y clientes en el mercado de Zaragoza. Todo estará rodeado de una música extraordinaria e inolvidable ya que se trata de una producción nueva cuyo estreno se producirá  en la capital. 
¿Cómo se va a desarrollar la obra?
Se trata de una representación  en la que contaremos con cerca de 90 personas entre cantantes, bailarines,  cabezudos, gigantes, un encargado de maquillaje fantástico, los componentes de la orquesta en directo, etc. La música pertenece al autor Manuel Fernández Caballero y la letra al libretista Miguel Echegaray y Eizaguirre. Esta nueva versión que se estrenará en Palencia, luego va a continuar su gira por distintas ciudades de Castilla y León y de España. 
¿Qué aspectos especiales tiene este concierto que no ofrezcan otros?
Yo no soy un erudito para decirlo, pero tanto la ópera, como la zarzuela, que es el espejo de la ópera pero a la española, como los musicales, son el espectáculo más completo, hoy en día, ya que incorporan teatro, escena, música y baile en directo. Cualquier persona puede acudir en San Antolín a ver un concierto de música, una orquesta, una obra teatral, pero no se va a encontrar con esa gran variedad de elementos integrados en una única actuación. 
Como espectáculo reúne todas las artes escénicas y por eso siempre recomiendo acudir a verlo, ya que si solo te gusta el baile, lo vas a encontrar y además vas a aprender y a ver otro tipo de actuaciones que al final pueden acabar agradándote. La decoración, el maquillaje y la iluminación son aspectos imprescindibles para llamar la atención del público y para pasar una hora y media muy entretenida. 
¿Se podría destacar un momento cumbre de la obra?
Sí, son muy famosos el coro de repatriados ya que como la zarzuela se desarrolla en Zaragoza en los tiempos de la guerra en Cuba cuando los chavales de 18 años que han sido reclutados para ir a la guerra, vuelven derrotados y tristes por lo que cantan «por qué te miro Ebro famoso, hoy es más ancho y más hermoso».
El segundo coro demuestra cómo a pesar de los tiempos que corren, las mujeres de Zaragoza por circunstancias impuestas por el Gobierno Civil se ven obligadas a pagar impuestos en el mercado destinados a financiar la guerra, entre otras cosas. Por este motivo, las mujeres se levantan en armas, luchan contra el Gobierno y cantan una jota muy famosa que dice: «Si las mujeres mandaran, en vez de mandar los hombres, serían balsas de aceite, los pueblos y las naciones». Este canto muestra una avanzada revolución feminista en la que recrimia que las mujeres no tienen participación en los gobiernos y que son los hombres los que deciden las guerras, los impuestos y manifiestan que el día que ellas manden todo va a funcionar mucho mejor. 
¿Siente algún tipo de miedo o motivación a causa de la gran afición de los palentinos por la zarzuela?
En general, más que ponerme nervioso o motivarme, lo que tratamos tanto yo como el resto del equipo es devolver esa gran demanda de zarzuela que vemos que hay. Sabemos que no solo gusta este género a los palentinos sino también a todos los castellanos y leoneses. Además de que ya hemos ido varias veces al Teatro Ortega, varios de los músicos que forman parte de nuestro equipo son palentinos por lo que hay mucha presión por devolver esa ilusión que quieren vivir todos los vecinos de la ciudad. Queremos responder a esas peticiones sabiendo que el nivel que se va a exigir es muy alto. 
¿Qué mensaje mandaría a todo la sociedad para que vaya a ver la obra?
La zarzuela es un género que representa a toda la sociedad. Nosotros, como parte imprescindible de este género, tenemos que trabajar y tirarnos a la piscina para tratar de rescatar y dar un enfoque más moderno tanto a la música como a los argumentos que se crearon hace 100 años. 
Los más jóvenes quizá ven estas actuaciones con más estridencia, pero tienen que pensar que los que trabajamos en esta profesión también somos jóvenes y les aseguramos que merece la pena, ya que es un símbolo de los abuelos, de los padres y de la gente joven y hay que conservarlo y luchar por ello. Invitamos a todo el público que se acerque y disfrute de la opereta.