Un incendio involuntario, originado en los andamios

Agencias
-

Con las llamas totalmente extinguidas, la prioridad es valorar si la estructura podrá soportar los daños, mientras que la Fiscalía de París sostiene que el fuego "fue accidental" y que parece que partió del lugar donde están los andamios

Notre Dame, pendiente de la estructura - Foto: YVES HERMAN

El Servicio de Bomberos de París ha dado este martes por extinguido el incendio que se inició el lunes por la tarde en la catedral de Notre Dame de París y que ha causado graves daños en este símbolo de la arquitectura gótica francesa con más de 800 años de antigüedad. 

"Todo el incendio está apagado", ha asegurado Gabriel Plus, portavoz de los Bomberos de París, en declaraciones a la prensa. "Ahora llega la fase de los expertos", ha afirmado, en referencia a las labores de los técnicos para averiguar las causas de este grave incendio que ha provocado, entre otros daños, el derrumbe de la aguja de Notre Dame. "Durante toda la noche, el dispositivo se ha centrado en vigilar los focos residuales para estar seguros de que el incendio no se reactiva y en vigilar las estructuras del edificio para que no se derrumben", ha indicado Plus, según informa la cadena de televisión gala BFM
Por su parte, el fiscal de París, Rémy Heitz, ha asegurado que, hasta el momento, no hay "nada" que lleve a pensar que el incendio en Notre Dame, que llegó a extenderse por "una zona de 1.000 metros cuadrados de extensión", haya sido provocado. "Nada apunta en el sentido de un acto voluntario. En este momento, se da prioridad a la pista accidental", ha afirmado Heitz, en una comparecencia ante la prensa en la capital gala. 
En el momento en el que se originaron las llamas en la catedral estaban unos quince obreros trabajando. "Se van a utilizar todos los medios para conocer la verdad", ha explicado Heitz, antes de señalar que hay "más de 50 investigadores" de la Policía Judicial trabajando en el caso. 

 

El rosetón principal se ha salvado

El ministro francés de Cultura, Franck Riester, en una entrevista a la emisora de radio France Info, ha hecho un recuento rápido de algunos de los principales elementos de la catedral y ha señalado que el crucero y el transepto norte se han hundido, pero también que "el tesoro de Notre Dame de París se ha salvado gracias al trabajo excepcional de los bomberos" y se encuentra a resguardo en el Ayuntamiento. Dentro de ese tesoro, la pieza más conocida es la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII.
El principal rosetón en la cara norte "se ha podido preservar", según el titular de Cultura, pero se ha mostrado más cauto sobre los otros dos, en espera de que se pueda verificar su estado.
Reconoció que los vitrales han sufrido daños y no quiso adelantar su opinión sobre la situación de los grandes cuadros, que por su dimensión no pudieron ser evacuados.
Han quedado en pie las dos torres y la fachada íntegramente y, según los primeros elementos, el principal órgano -había tres- se ha salvado aunque habrá que restaurarlo.
El ministro puso el acento en que "hay una gran inquietud" por el impacto que haya podido causar, sobre todo en las vigas de madera, el agua utilizada para la extinción del fuego.
Riester insistió en que el Estado asumirá su responsabilidad en la reconstrucción que ya desde el lunes por la noche anunció el presidente francés, Emmanuel Macron, y en paralelo confirmó que se va a poner en marcha "una gran suscripción nacional" para que los particulares puedan aportar fondos.

 

Dos policías y un bombero, heridos leves

El Servicio de Bomberos de París ha informado de que dos agentes de la Policía y un bombero han resultado heridos leves en el transcurso de las labores de extinción del incendio registrado en la catedral de Notre Dame, en el que hna trabajado más de 400 bomberos durante más de nueve horas.  
El servicio de Bomberos de la capital gala ha asegurado que la "estructura de la catedral se ha salvado" y ha señalado que las "principales obras de arte" han sido protegidas "gracias a la acción combinada de diferentes servicios del Estado". 
El fuego ha provocado el derrumbe de la aguja de la catedral, entre otros graves daños en este templo de más de 800 años de antigüedad, símbolo de la arquitectura gótica europea.