El reto de encontrar al candidato perfecto

SPC
-

Los departamentos de personal están cambiando los sistemas de contratación tradicionales con modernas herramientas virtuales que evitan contagios por la COVID y seleccionan a los empleados de forma eficiente

El reto de encontrar al candidato perfecto

A pesar de la situación excepcional que se está viviendo provocada por la pandemia y la crisis económica, algunas actividades están padeciendo graves consecuencias en sus negocios, mientras otros sectores han visto repuntar el incremento de sus plantillas para cumplir con el alza de la demanda, tanto a nivel nacional como internacional. Es el caso de compañías de distribución, e-commerce y de tecnología, entre otros. 
El nuevo mercado laboral está exigiendo cumplir unos requisitos muy determinados, no conocidos hasta la fecha, a la hora de renovar sus plantillas y hacer la selección de personal, asegura Mónica Sánchez, profesora de EAE Business School. 
Donde hasta ahora era costumbre en las grandes empresas tener múltiples candidatos en una sala realizando diversas pruebas para conocer su idoneidad, en la actualidad se están marcando un nuevo protocolo para evitar contagios. 
En este contexto, es muy importante para las empresas ser pioneras en las tecnologías digitales de cara a los procesos de selección que se han empezado a utilizar.
 Muchas compañías ya están trabajando en la implementación de una estrategia que gestione este cambio y que ayude a minimizar el impacto cuando se contrata a través de colaboradores externos. Para ello, existen diferentes herramientas que apoyan los procesos que llevan a cabo los departamentos de recursos humanos minimizando, a la vez, el riesgo de infección en las empresas. 
El objetivo de estas herramientas, asegura Sánchez, es implicar el menor contacto físico y solo dar acceso a unos pocos candidatos que realmente cumplen con todas las condiciones exigidas para el puesto ofertado. 
Para seleccionar la estrategia más eficiente de reclutamiento, los profesionales de los departamentos de selección deben formarse y entender los objetivos y competencias que pueden trabajar con cada una de ellas. Es esencial para saber en qué momento y para qué puesto las van a utilizar teniendo en cuenta factores como el coste, el tiempo, los conocimientos técnicos que evalúan y la accesibilidad para conocer con profundidad a los puestos que desean cubrir.
Una buena fórmula es disponer del currículum digital de los aspirantes, así como funcionar a través de la filtración automática de los datos para la creación de ofertas. Esto permite, mediante tecnologías como los bots, calificar a las personas demandantes de un puesto concreto de trabajo, saber quiénes cumplen con el perfil requerido de una forma rápida y obtener las ponderaciones aplicadas más eficientes.
La profesora de EAE Business Scholl sostiene que es preciso contar con un sistema contrastado de aplicación de pruebas virtuales que permita evaluar competencias, valores, idiomas y conocimientos técnicos y, además, ofrecer la posibilidad de realizar videoentrevistas asincrónicas que ayuden a conocer a los candidatos mediante sus respuestas a preguntas clave.


Los beneficios

de la tecnología aplicada a los procesos de selección son numerosos. En primer lugar, protege el bienestar y la salud de los colaboradores y de los candidatos, así como la de sus familias ante posibles contagios, a la vez que se sigue trabajando en los procesos de selección de personal.
En este contexto, permite teletrabajar sin riesgo y con toda la información de los aspirantes y reduce al máximo las concentraciones masivas de grupos de profesionales que demandan un empleo determinado, aumentando la efectividad en los procesos de selección y que permite evaluar a más personas en menos tiempo.
Finalmente, reduce costes, optimiza recursos y realiza los procesos de selección de una manera más fácil y eficiente, concluye Sánchez.