Las pernoctaciones hoteleras suben un 10% en febrero

SPC
-
Placa de un hotel de cuatro estrellas de la Comunidad. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

Los viajeros se elevan un 6,7% en la Comunidad, hasta los 231.193, la mitad que en España, con un tres por ciento

Las pernoctaciones hoteleras subieron en Castilla y León un 10 por ciento en febrero respecto al mismo mes del año pasado, al pasar de 420.266 a 462.481. Este crecimiento fue superior al registrado de media en el país, que se cerró con un aumento del 0,37 por ciento, hasta los 16,9 millones, según la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Ical.

En lo que refiere a la cifra los viajeros que se acercaron a la Comunidad, el dato se elevó en un 6,7 por ciento, al pasar de 214.444 a 231.193, mientras que la media en el resto del país se cerró con un tres por ciento de subida, la mitad en términos porcentuales que Castilla y León, ya que pasó de los 5,82 a los seis millones de este año.

Por autonomías, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana son los destinos principales de los viajeros residentes en España en febrero, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 3,8, -0,7 y 10,2 por ciento, respectivamente.

El principal destino elegido por los viajeros no residentes es Canarias, con un 46,1 por ciento del total de pernoctaciones. En el archipiélago, las noches de hotel de extranjeros bajaron un 5,7 por ciento. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña (con el 16,4 del total y un aumento del 8,5 por ciento) y Andalucía (con el 13,2 del total y un incremento del 2,9).

Respecto a los datos por provincias, Burgos fue la única que apuntó una caída en las pernoctaciones, concretamente del 0,43 por ciento de las pernoctaciones, hasta las 64.233. Por contra, se incrementaron en León, un 23,88 por ciento, hasta las 64.726; Valladolid, con un 19,7 por ciento, hasta las 87.046; Segovia, con un 15,34 por ciento más, hasta las 49.915; Palencia, con un 14,59 por ciento y 16.827; Ávila, con un 7,18 por ciento, hasta 34.497 noches; Salamanca, con un 4,03 por ciento y 100.253 (la cifra absoluta más alta de la Comunidad); Zamora, con un 2,95 por ciento y 22.007; y Soria, con un 0,31 por ciento de subida y 22.806 pernoctaciones.

Por lo que respecta a la cifra de viajeros que llegaron a la Comunidad, descendieron de forma ligera en Burgos, un 0,03 por ciento, hasta 41.556; en Soria, un 0,41 por ciento, con 12.610; y Zamora, con un 0,93 por ciento, con 12.359. Por contra, crecieron un 21 por ciento en León, hasta los 37.878 viajeros; un 13,43 por ciento en Segovia, con 28.953; un 12,59 por ciento en Valladolid, con 50.513; un 7,87 por ciento en Palencia, con 8.592 viajeros; un 5,49 por ciento en Ávila y 22.932 personas; y un 0,14 por ciento en Salamanca, hasta los 56.089.

En lo que se refiere el Índice de Precios Hoteleros (IPH), creció en Castilla y León un 0,6 por ciento, por encima del 0,52 por ciento del conjunto del país. La tasa de rentabilidad en la Comunidad se redujo un 1,51 por ciento frente a la caída nacional del 0,5. La tarifa media se situó en 52,3 euros, con unos ingresos por habitación 18,65 euros, con un aumento del 6,64 por ciento.