El retraso del nuevo contrato desborda la recogida de papel

Carlos H. Sanz
-

La caída del precio del cartón hace que no sea rentable el servicio y obliga al Ayuntamiento a licitar un nuevo pliego

El retraso del nuevo contrato desborda la recogida de papel

«Reconozco que da vergüenza». Con estas palabras resume el concejal de Medio Ambiente, Juan Antonio Marcos, el «caos» que se ha apoderado de la recogida de papel y cartón en la ciudad, después de que la empresa encargada de este servicio, Gerepal Alipio Antolín, haya renunciando a prorrogar más su contrato tras haber cumplido los seis años estipulados.
Una renuncia que se hizo efectiva el pasado 1 de diciembre, y que se debe, según explica a este periódico el propio Juan Antonio Marcos, a «una caída del precio del papel y del cartón, que ha pasado de los 120 euros por tonelada el pasado abril a solo 3, lo que hace que ya no sea rentable prestar el servicio».
Gerepal, que no ha querido hacer declaraciones a este periódico, llevaba tiempo avisando al Ayuntamiento de su intención de no continuar prestando el servicio de recogida y transporte de papel y cartón, que también incluye la destrucción de documentos del Consistorio. Sin embargo, el Ayuntamiento ha sido incapaz de licitar un nuevo contrato en este tiempo, lo que le ha obligado usar un parche mientras ultima el nuevo pliego público.
De hecho, Gerepal no tenía ninguna obligación de seguir prestando el servicio, ya que el contrato que le unía al Consistorio expiró en abril, tras seis años desarrollando su trabajo sin ningún tipo de queja. El Ayuntamiento licitó en 2012 el contrato de recogida de papel y cartón por un plazo de ejecución de cuatro años con la opción de dos prórrogas de un año. Gerepal ganó el concurso público y firmó el 6 de marzo de 2013. Un mes más tarde, empezó a prestar este servicio.
A cambio de la recogida y transporte del papel y cartón de los 350 contenedores azules que hay repartidos en la ciudad, así como de la destrucción de los documentos del Ayuntamiento, Gerepal cobraba 6.100 euros (más IVA) al año, además de ingresar los beneficios del reciclaje de toneladas y tonaladas de este material. Según los cálculos del Ayuntamiento, el contrato estaba valorado en 222.444,8 euros.
suciedad. Pero este sistema, muy rentable para las arcas municipales, ha saltado por los aires con la caída del precio del papel, según explican desde la concejalía de Medio Ambiente. «Es un servicio que apenas costaba dinero al Ayuntamiento pero por el que ahora vamos a tener que pagar», reconoce Juan Antonio Marcos.
Mientras prepara los pliegos para licitar un nuevo contrato, el Consistorio ha encargado la recogida de papel y cartón a la empresa Contenedores Castro, que presta este servicio desde el 1 de diciembre. La «falta de organización de rutas, frecuencias e itinerarios» en la nueva firma es, asegura el concejal de Medio Ambiente, la causa de que los aproximadamente 350 contenedores de papel que hay en la ciudad estén absolutamente desbordados.
«Ha sido un caos, lo reconozco», asevera Juan Antonio Marcos, que lamenta que esta situación haya sobrevenido durante la época navideña, «que es cuando mayor cantidad de cartones y papeles se generan». 
Pero el problema no acaba conla imagen que da la ciudad con cartones y papeles por los suelos. El Ayuntamiento sabe que en el mercado actual, será muy difícil que el servicio de recogida y transporte deje de ser prácticamente gratuito para las arcas municipales, y se tendrá que empezar a pagar adecuadamente a quien lo haga.
Desde la concejalía de Medio Ambiente se asegura que se está trabajando ya en la elaboración de los pliegos que regirán el nuevo contrato. Sin embargo, se tardarán aún meses hasta que la nueva firma preste el servicio, por lo que el Consistorio se encomienda a que Contendores Castro afine la recogida para que la ciudad no luzca como lo ha hecho durante el pasado puente festivo, uno de los que mayor afluencia de visitantes recibe Palencia.