Respetar los derechos de los consumidores

DP
-
Respetar los derechos de los consumidores - Foto: EVA GARRIDO

La UCE de Palencia explica que la telefonía y los servicios en general son los que más reclamaciones aglutinan

La Unión de Consumidores de Palencia, UCE,  reclama que los derechos de los consumidores y usuarios, «muy abandonados estos últimos años», vuelvan a ser considerados, respetados e impulsados por las administraciones públicas. Esta es una las peticiones que plantea, aprovechando estas fechas, en formato carta a los Reyes Magos, ante los que el colectivo se queja de que «hace ya unos cuantos años que tenéis olvidados a los consumidores palentinos y a sus asociaciones». Es posible que sus pajes y representantes en Palencia «piensen que somos unos chicos malos y os digan que no nos concedáis ni carbón siquiera; pero nosotros, que sí hemos sido buenos, como asociación en defensa de los consumidores no nos podemos quedar parados».
Los consumidores, toda vez que es año electoral, esperan un regidor en la capital que «diga siempre la verdad, que sea más comedido en su verborrea para que no le crezca la nariz, que no tenga fobia a consumidores y usuarios y a sus asociaciones, y vuelva a defender sus derechos como en etapas anteriores de hace algunos años, teniéndoles en la misma consideración, al menos, que a empresarios y comerciantes».
En la carta, que firma la Junta Directiva de UCE Palencia, el colectivo expresa su confianza en que la defensa de los intereses económicos y sociales de todos, especialmente los de los más desfavorecidos, sea «una de las principales ocupaciones de nuestros gobernantes, utilizando todos los recursos posibles para ello» y que «no se acumulen año tras año remanentes sin utilizar en las arcas municipales, cuando esos recursos son tan necesarios para proporcionar algo de bienestar a los más desfavorecidos, proporcionando trabajo, salud, educación y servicios sociales».
En la misiva, los consumidores piden una ciudad accesible, limpia y cuidada, en la que las personas puedan pasear y caminar sin sortear bicicletas, patines y patinetes, ni ser atropelladas por estos vehículos con o sin motor.  También hablan de una ciudad en la que «los niños puedan correr y jugar en sus parques, con tranquilidad para los padres, porque no se encuentren con infinidad de obstáculos por falta de mantenimiento».
Otra petición tiene que ver con que los usuarios de vehículos a motor «puedan utilizarlos por las calles palentinas sin miedo a que se deterioren por rodar por carreteras absolutamente abandonadas a su suerte durante varios años».
UCE Palencia comenta que su carta podría ser «muy larga», pero cree que si se consigue lo anteriormente solicitado, «podrá  darse por satisfecha momentáneamente, en espera de que vengan tiempos mejores y nuestros derechos sean tenidos en cuenta».
confianza. El presidente de la UCE en Palencia, Alberto Arzúa, destaca que la gente «sigue confiando en la Unión de Consumidores» y, en cuanto a las reclamaciones, a la espera de ultimar la memoria de 2018, explica que el mayor número está relacionado con la telefonía, y en general todo lo que son servicios, como la electricidad, además de cláusulas suelo y el impuesto de las hipotecas.  Arzúa aprovecha para referirse a las rebajas y recuerda que desde hace seis o siete años insiste en que la liberalización de las rebajas «no es bueno» y, según subraya, «ya parece que los propios comerciantes no están conformes con que esté todo tan liberalizado y no haya un periodo de rebajas» y plantea que, «si se puede hacer la trazabilidad de alimento,  por qué no, por ejemplo,  del producto textil.  Es algo que se seguirá reclamando», afirma.
Por último, respecto al perfil del usuario de los servicios que se prestan desde la UCE Palencia, explica que se mantiene, si bien se va incorporando gente joven. «Les cuesta. En este asunto son un poco más pasotas», señala.