Junio es el mes más cálido de los últimos 30 años

SARAY HERNÁNDEZ
-

Las escasas precipitaciones, con apenas 17,7 litros, siguen la lÍnea registrada en el primer trimestre

Junio es el mes más cálido de los últimos 30 años - Foto: Sara Muniosguren

A lo largo del mes de junio, en el centro meteorológico de Carralobo, ubicado en Astudillo, se han registrado temperaturas altas que han ascendido hasta los 40 grados el día 28 de junio, la cifra más elevada anotada por este observatorio en los últimos 33 años. Con 22 grados de diferencia con la más baja en 1997, Mariano Bustillo, encargado de las mediciones del observatorio, acude al refranero y destaca que «en junio el mucho calor no asusta al buen labrador». 
Tal y como había venido corroborándose en los meses anteriores,  2019 está siendo un año en el que las precipitaciones no son las protagonistas, con un registro muy por debajo de la media establecida. Durante los ocho días en los que llovió en junio se recogieron 17,7 litros, con cifras muy bajas de apenas 0,2 litros los días 23 y 25 del mes. El día 20 de junio fue el más lluvioso de este periodo con 5,4 litros y el 28 el más inestable, pues se produjeron episodios de tormentas y granizo.
A excepción del mes de abril en el que se han recogido 52 litros de lluvia, este trimestre se ha caracterizado por la sequía y el calor abundante. Para encontrar una fecha en la que haya llovido de forma tan escasa como en junio, hay que remontarse a 2012, donde se recogieron 15,6 litros o a los 22,7 litros registrados en 1996.
Sin embargo, aunque junio haya sido un mes seco y caluroso, las temperaturas mínimas se han mantenido estables.
LLEGA EL VERANO. En cuanto al mes de mayo, las temperaturas también han estado por encima de lo normal, con 31,5 grados y precipitaciones escasas de 22,9 litros de media. Este balance de valores es muy similar al de 1995, año en que se registraron temperaturas de 20 grados y 23,8 litros de lluvia acumulada. De este modo, solo se recogieron estimaciones de lluvia más bajas para este mismo periodo en 2015 (7,5 litros), en el año 2006 (8,2 litros) y la más baja en 1991 (6,1 litros).
Según refleja el informe de Carralobo, se realizan tres observaciones diarias -a las 8,14 y 22 horas-, de las cuales obtienen las temperaturas medias que se han registrado. Como curiosidad, el día más caluroso (28 de junio), en la primera medición se registraron 18,5 grados, a las 14 de la tarde la temperatura fue de 38,5 grados y a las diez de la noche de 32, con una oscilación térmica de 21,5 grados. Los días 5, 11 y 21 del mes se mantuvieron temperaturas estables, con oscilaciones de 11, 11,5 y 11,7 grados, respectivamente.
Por días, en el mes de mayo se registraron picos con temperaturas más altas el 15 (29,5) y el 31 (31,5), frente a las mínimas de los días 4 y 7, con cero grados. La máxima oscilación corresponde al día 6 (24,5), la precipitación de este mes con 22,9 litros dejaba ya uno de los diez mayos más secos de los últimos 61 años, cuando la pluviometría media de este periodo fue de 48 litros. 
Siguiendo los datos de este último trimestre con termómetros que marcan altas temperaturas y precipitaciones que apenas se dejan ver, este verano se convertirá en uno de los más calurosos de los últimos años. Junio abre con estos 40 grados una etapa que no se ha repetido en la provincia en tres décadas.