El programa de apoyo al emprendimiento respalda 111 ideas

SPC
-
Los consejeros de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo; y Educación, Fernando Rey, y el rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo visitan los expositores empresariales tras presentar los resultados del Programa de Apoyo al Emprendimi - Foto: Ical

La gran mayoría de las propuestas presentadas están relacionadas con el ámbito de las nuevas tecnologías

El Programa de Apoyo al Emprendimiento Tecnológico e Innovador puesto en marcha por la Junta y las cuatro universidades públicas de Castilla y León ha cumplido su primer año de vida, un tiempo en el que se ha dado impulso a 111 proyectos empresariales en la Comunidad. Así lo dio a conocer hoy la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, quien recordó la importancia de esta iniciativa, que se desarrolla con las universidades, con el fin de retener el talento de los jóvenes que estudian en Castilla y León.

Este programación se enmarca dentro de la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020 de la Junta. La ayuda conjunta de la Consejería de Economía y Hacienda que han recibido las cuatro instituciones académicas para favorecer los polos de emprendimiento innovador en sus campus asciende a 1,5 millones de euros.

Según explicó Del Olmo en declaraciones recogidas por Ical, la intención de este programa pasa por que las ideas que nacen en la universidad “se puedan convertir en empresas o proyectos viables”. En su mayoría están centradas en materias de ámbito innovador y las nuevas tecnologías, y después de un año de andadura es posible afirmar que el programa está teniendo “buenos resultados”. De los 111 proyectos, 64 corresponden a la Universidad de Valladolid (UVa) con sus cuatro campus (Valladolid, Soria, Palencia y Segovia).

El proceso se inicia con la aportación de la idea, que se encuentra “lejos de la producción de mercado” y que, si es buena, se hace avanzar poniendo “los mimbres” y dando formación al emprendedor de todo lo relativo a la gestión empresarial para que la idea “se haga realidad”, pueda tomar la forma de empresa y su creador pueda quedarse en Castilla y León. Se han impartido un total de 704 horas de formación, de las cuales 370 han sido de asesoramiento personalizado y con un perfil de personas participantes que mayoritariamente se corresponde con profesionales del sector de las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

En esta primera fase del Programa de Apoyo al Emprendimiento Tecnológico e Innovador se ha impartido formación para la creación de empresas relacionado con aspectos jurídicos, sobre propiedad industrial e intelectual, mercadotecnia digital, plan de negocio, diseño de productos digitales y ventas, estrategia y desarrollo de negocio, además de nuevas tecnologías como big data, servicios de amazon web, java script y lenguaje html.

En el caso del campus de Soria, los contenidos se han centrado en la capacitación para las TIC. Asimismo, se ha organizado un encuentro de programadores o ‘hackathon’, con el objetivo de diseñar una aplicación móvil de éxito. Al campus soriano, según confirmó la consejera, se le ha aportado una mayor cuantía porque está incluido en el denominado ‘Plan Soria’.

A lo largo de la segunda fase del programa, que ya ha comenzado, tanto las empresas de reciente creación como los emprendedores con ideas de negocio innovadoras tendrán la oportunidad de participar en multitud de acciones formativas destinadas a la consolidación empresarial, con nuevas temáticas que aportarán valor añadido a la iniciativa.

En la actualidad, según explicó Pilar del Olmo, estos programas, que estarán vigentes hasta junio de 2020, se están tutorizando para que se conviertan en empresas porque hasta el momento se les puede calificar como “proyectos empresariales incipientes”. Además, recordó que se dispone de un mecanismo en el Instituto de Competitividad Empresarial, que es el ADE 2020 por donde podrían pasar parte de esos proyectos. Este instrumento permite “acelerar y tutorizar” estas iniciativas durante un periodo de cinco años, y no de dos como hasta ahora, para que puedan coger “dimensión de mercado”.

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, agradeció la oportunidad ofrecida por la Junta de Castilla y León que la institución académica está vehiculando a través de su instrumento “más operativo” como es el Parque Científico, donde se tiene gran conciencia de favorecer y facilitar la creación de empresas y que los egresados cuenten con “un impulso inicial” para desarrollar las ideas que tengan.

Sin embargo, Largo lamentó que la presencia de la mujer en el mundo TIC no sea todavía “todo lo que sería deseable” a pesar del trabajo que se está desarrollando desde las administraciones para evitar el sesgo de sexo en el mundo de las nuevas tecnologías. En el mundo de las ingenierías son alrededor del 30 por ciento las alumnas con las que cuenta la Universidad de Valladolid respecto al total de alumnas, aunque en el caso de las ingenierías informática y de telecomunicaciones es “incluso inferior”, finalizó.