Un hidroavión recarga en plena playa de La Concha

SPC
-

La aeronave, que participa en las labores de extinción de un incendio declarado en Lesaka (Navarra), sobrevuela los edificios de San Sebastián para sorpresa de los transeúntes y bañistas de la bahía

Un hidroavión modelo Canadair CL-415 del Ministerio de Agricultura cargó agua este viernes en La Concha, San Sebastián, para participar en las labores de extinción de un incendio declarado en Lesaka (Navarra). El aparato, que provenía de la base áerea militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), descendió hasta tocar el agua en medio de la bahía para recargar sus tanques, sorprendiendo a los paseantes de la emblemática playa donostiarra, pero más a los bañistas y a los piragüistas que remaban en la bahía.

La imagen se repitió hasta en tres ocasiones, lo que provocó la preocupación porque ocurriera un accidente. No fue así y el piloto, con una habilidad más que destacable, sobrevoló a corta distancia los edificios que se alzan en primera línea de la playa y más tarde realizó otro amerizaje en Txingudi.
Momentos después, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, publicó en su perfil de Twitter que desconocía que la aeronave iba a realizar esta maniobra.

 

En todo el Estado solo hay cuatro unidades de este modelo Canadair CL-415, en la actualidad conocido como Bombardier 415, que pueden llegar a recoger hasta 6.137 litros de agua en una misma recarga.. El protagonista de la tarde donostiarra de ayer se dirigiría al norte de Lesaka, donde las llamas amenazaban una zona de caseríos con acceso a la carretera que conduce al Alto de Agiña, hasta donde se han desplazado bomberos de los parques de Oronoz, Cordovilla y Lesaka, y bomberos voluntarios del de Bera. También trabajan en la zona los dos helicópteros del Gobierno de Navarra y el hidroavión cedido por el ministerio de Agricultura, aunque las mismas fuentes señalan que todavía se desconoce la extensión e importancia del fuego.

Un hidroavión recarga en plena playa de La Concha Edu Zubeldia
Un hidroavión recarga en plena playa de La Concha - Foto: Edu Zubeldia