Barrios recuerda que la UE apuesta por los corredores

SPC
-
Momento de la intervención del presidente del CES en Castilla y León, Germán Barrios. - Foto: Ical

El presidente del CES afirma que Europa "está diciendo que hay que apostar" por este proyecto que cuenta con fondos europeos para su financiación

El presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Germán Barrios, hizo este jueves un llamamiento en Ávila a los responsables políticos locales, regionales y nacionales para que “aúnen esfuerzos” para impulsar el Corredor Atlántico. "Es algo que la Unión Europea nos está diciendo que tenemos que avanzar”.

Barrios, que participó en la jornada ‘Impacto social y económico del Corredor Atlántico’ organizada por el CES y la Agencia ICAL en el Palacio de Los Velada de Ávila, recalcó que Europa insiste en "que hay que apostar por esos corredores, y por eso tiene que ser un proyecto país-región, pero sobre todo porque hay fondos europeos para apostar por ello”.

El presidente del CES, director del informe ‘Impacto socioeconómico del Corredor Atlántico de la Red de CES Europeos del Eje Atlántico’, insistió en que la Unión Europea indica que hay que apostar por "menos ladrillo y más infraestructuras”, porque eso es “apostar por reducir los costes logísticos, y aumentar la productividad de las empresas y la competitividad del sistema económico e industrial”.

Barrios recalcó que la economía tiene “dos motores”, el conocimiento y la logística, por los que se está apostando desde el CES, en el primer caso abogando para que “haya un pacto de estado por el conocimiento, por la educación, por la formación”, que llegue a la investigación y al desarrollo en busca de talento. Y en el segundo, su principal apuesta es este Corredor Atlántico. Barrios explicó que la UE ha pedido que hay que ser “más competitivos” en un mundo cada vez más global, y para ello ha marcado nueve ejes prioritarios de transporte, creando la Red Transeuropea de Transporte, “con el objetivo de “implementar una red reticular que una los puertos, los aeropuertos, las terminales ferroviarias a través del ferrocarril y la carretera, con lo que se llaman los nudos de distribución, es decir, con plataformas logísticas, enclaves logísticos, puertos secos y centros industriales prioritarios en todas las regiones del eje Atlántico y de Castilla y León”.

Esa red, según reconoció Barrios, “tiene barreras, limitaciones y tiene cuellos de botella. Tenemos que definir los problemas que tenemos en la red para que haya un verdadero tránsito transeuropeo y que ese mercado sea competitivo”. Con ello, remarcó, se busca “reforzar la cohesión social, económica y territorial”.

El presidente del CES recordó que el marco normativo de esta red está definido por la UE, que en 2010 aprobó un reglamento por el que había que crearla; en 2013 se establecieron los proyectos y los objetivos del corredor y cuáles son los requisitos que se tienen que implementar; y en 2016 se fijaron las vías de financiación y subvención de esos proyectos. “Lo que no esté en los proyectos y en los nueve corredores europeos no lo va a apoyar la Unión Europea y no lo va a financiar”, precisó Barrios.

De esos nueve corredores, dos pasan por España, el Atlántico y el Mediterráneo. Este último une el este español con Italia y con los países del sur de la UE; mientras que el Atlántico une todo el sudeste europeo, desde Algeciras, cogiendo los principales puertos portugueses, hasta el núcleo industrial más importante de la UE, es decir, París, Estrasburgo, Frankfurt y la principal conexión ferroviaria europea que es Manheinn, en Alemania. Y también su unión con el corredor del Mar del Norte y del Báltico. “Esto uniría doce países de la UE que suponen el 40% del PIB y sería la salida al mercado asiático a través de Rusia. Pero también somos la puerta de América, y el Canal de Panamá ha aumentado su navegabilidad en un 300%, por tanto vamos a tener muchas más mercancías en las autopistas del mar en los puertos de la fachada atlántica. Y la puerta de África a través de Algeciras, donde también se conecta con el corredor Mediterráneo”, recalcó Barrios.

En este corredor, que ya está aprobado por la Comisión Europea y por el Parlamento Europeo, y sólo falta que lo apruebe el Consejo falta por “incluir el ramal del Noroeste, que metería cinco puertos de Galicia y Asturias, y el ramal del suroeste, que metería el puerto de Cádiz y el puerto navegable de Sevilla y Huelva”.

Barrios reconoció que el corredor del Atlántico es “un desconocido”, porque “viene desde Algeciras, pasa por el sur de Madrid, también por Ávila y muchos responsables públicos no lo conocen, y hay que impulsar el Corredor Atlántico de Ávila”. Seguiendo con esta línea argumental, Barrios insistió en que el objetivo general es “aumentar la competitividad y la productividad de las empresas”, apostando por el conocimiento y la logística.

"Queremos la conexión del corredor Atlántico, con el corredor del Mar del Norte y del Mar Báltico, y esto debe ser una estrategia país-región, que ya está apoyada por la UE, pero la tenemos que impulsar desde las instituciones públicas locales, municipales, por supuesto regionales, para que el Gobierno de la nación apueste por el Corredor Atlántico”. En este sentido, reclamó que, “si para el Corredor Mediterráneo, que también hay que apostar por él, el ministro ya ha avalado 7.000 millones de euros, queremos lo mismo para el Corredor Atlántico”. Y añadió que “hay que apostar por los dos corredores, porque los dos vertebran a España”.

A su vez, recordó que en la financiación de estos corredores cabe la colaboración público-privada, y ahí destacó el papel clave que pueden jugar empresas como Telefónica, presente también en esta jornada, “que puede ser la que implante la quinta generación en el Corredor Atlántico”. Barrios precisó que cuando se habla del Corredor Atlántico se habla de un 80 por ciento del transporte de mercancías por ferrocarril, pero hay otro 20 por ciento que es transporte de energía y conectividad de la energía, que “es vital también”.

Insistiendo en lo que se canaliza a través del Corredor Atlántico, Barrios apuntó que parte de Algeciras, “el puerto más importante del sur de España”, así como los puertos de la fachada atlántica de Portugal, también Bilbao, Pasajes, el puerto de Arcachon, Burdeos, La Rochelle, Nantes, Lavre en Normandía, París hasta llegar a Manheinn, con la zona de Frankfurt, Estrasburgo y “la autopista más importante ferroviaria que empieza en Lille y baja hasta Vitoria y hay que alargarla hasta Valladolid”. “Y por supuesto Ávila tiene que jugar un papel importante para coger los tráficos del sur de España y la conexión que ya se ha aprobado del eje Mediterráneo y Atlántico desde Valencia, por Cuenca, el sur de Madrid a través de Ávila, que sólo falta que lo apruebe el Consejo Europeo”. "Estamos hablando de 7.800 kilómetros de ferrocarril más 4.400 kilómetros de carreteras”.