El reparto de 6 áreas de gobierno sella la coalición Cs-PP

Carlos H. Sanz
-

Además de la Alcaldía, la formación naranja liderará dos parcelas, mientras que los populares llevarán las riendas de cuatro. Alfonso Polanco será primer teniente de alcalde pero carecerá de responsabilidades

El reparto de 6 áreas de gobierno sella la coalición Cs-PP

O será gobierno de coalición o no será. Ciudadanos y el Partido Popular fían la estructura organizativa del Ayuntamiento para los próximos cuatro años a que mantendrán la buena sintonía que ayer demostraron sus máximos responsables, Mario Simón y Alfonso Polanco. El alcalde y el primer teniente de alcalde compartieron mesa y protagonismo en la comparecencia pública en la que detallaron las seis grandes áreas -una más que en el mandato anterior- en las que se distribuirá la acción municipal durante el recién estrenado mandato.
Bajo el mando de los concejales de Ciudadanos estarán -además de la Alcaldía, claro- las áreas de Organización y Personal y Contratación y Patrimonio, Desarrollo Económico y Nuevas Tecnologías, que estarán a cargo de Carolina Gómez y Urbano Revilla, respectivamente.  La primera asumirá también las responsabilidades de los servicios de Bomberos, Policía, Tráfico y Archivo; mientras que Revilla será el máximo responsable de Comercio, Plaza de Abastos y la Agencia de Desarrollo Local. 
Al frente de esta última estará la edil y portavoz de Vox, Sonia Lalanda, cuyo nombre no aparece en el organigrama del nuevo Ayuntamiento, pero que recibe una delegación específica por la que asume las competencias y gestión de la Agencia de Desarrollo Local. 
Las otras cuatro parcelas organizativas recaen en manos del Partido Popular. Luis Miguel Cárcel llevará las cuentas de Hacienda; la edil independiente Laura Lombraña será la responsable de Cultura, Turismo, Fiestas y Deportes, aunque esta última concejalía quedará delegada en Víctor Torres, que asume también el mando de Protección Civil.
Raquel Martín llevará el área de Bienestar Social, que incluye la concejalía deFamilia, Mujer e Igualdad y Mayores; así como las de Juventud y Educación, que recae en Víctor Torres; y Barrios y Participación Ciudadana, en manos de Juan Antonio Marcos.
Luis Ángel Fernández será del delegado del Área de Urbanismo, de la que dependerán las concejalías de Obras y Medio Ambiente, que al igual que en el anterior mandato, estarán dirigidas por Facundo Pelayo y Juan Antonio Marcos, respectivamente. 
Alfonso Polanco carecerá de responsabilidad alguna en el nuevo equipo de Gobierno más allá de ostentar la primera Tenencia de Alcaldía, es decir, de sustituir a Mario Simón cuando esté ausente o enfermo, y de «coordinar y compartir la dirección de la coalición». No dirigirá ningún área y, a la espera de concretarse el papel que jugará en la Diputación -las quinielas le colocan como diputado de Hacienda-, ayer anunció que ha solicitado su reingreso como funcionario de la Junta en una plaza en Palencia.
De esta forma, en resumen, Cs asume la organización interna del Consistorio así como el impulso empresarial; mientras que el PP mantendrá su influencia en Hacienda, Urbanismo, Bienestar Social y Cultura y Turismo.
retribuciones. En cuanto a las retribuciones, la propuesta que se debatirá hoy en el pleno es la concesión de 10 sueldos para los miembros de la nueva corporación.  Seis recaerán en el equipo de Gobierno: tres en Ciudadanos -Mario Simón, Urbano Revilla y Carolina Gómez- y tres en el Partido Popular -Laura Lombraña, Víctor Torres y Juan Antonio Marcos-.
Al Partido Socialista le corresponderán dos. Una completa que previsiblemente será para su portavoz, Miriam Andrés, y dos medias dedicaciones que al cierre de esta edición aún estaban por decidir. Además, el equipo de Gobierno ofrecerá una a Vox -Sonia Lalanda renunciará a ella- y otra a Ganemos, que sí la aceptará.
En cuanto al régimen retributivo, se mantiene congelado, por lo que el alcalde cobrará 3.347,79 euros brutos al mes, una cifra que después de impuestos cae por debajo de los 2.500 euros. Los ediles con una dedicación exclusiva cobrarán 3.264,60 euros brutos al mes, y los que tengan una dedicación parcial, 1.627,30 euros bruto al mes. Todos recibirán 14 pagas al año.
El resto de concejales sin sueldo, cobrarán las dietas por asistencia a comisiones, junta de gobierno y plenos ya establecidas. En cuanto al personal eventual, se permitirá la contratación de un administrativo o auxiliar a cada grupo municipal, mientras que el equipo de Gobierno dispondrá a mayores de dos secretarios particulares -o responsables de comunicación-, que uno será elegido por Cs y el otro por el PP. Estos puestos de confianza, a los que se exige plena disponibilidad horaria- cobrarán entre 2.043,61 y 2.170.21 -los auxiliares y administrativos- y los 3.189,73 -los secretarios particulares- euros brutos al mes.
Junta de Gobierno. Otro signo de que Cs y PPestán condenados a entenderse es la composición de la Junta de Gobierno Local, que estará presidida por Mario Simón y compuesta por cinco ediles del Partido Popular y las portavoces de PSOE, Vox y Ganemos, Miriam Andrés, Sonia Lalanda y Sonia Ordóñez, respectivamente. Así, por parte de los populares asistirán a ella cada viernes, a las 9,15 horas, Alfonso Polanco, Luis Miguel Cárcel, Luis Fernández, Facundo Pelayo y Raquel Martín. 
Conviene recordar que la Junta de Gobierno Local es un órgano de asistencia al alcalde, por lo que resulta chocante que ninguno de los ediles de Cs forme parte de ella, salvo Simón, que la preside en calidad de primer edil. Su composición viene marcada por ley, que establece que puede estar formada por un número de concejales que no puede ser superior a una tercera parte de los 25 ediles que conforman la corporación, sin contar el alcalde. 
Como es tradición en la capital, los grupos de la oposición tendrán voz y voto en este órgano -la ley no obliga a que se sienten a esa mesa- pero Cs ha optado por entregar los cinco asientos restantes al Partido Popular. Si algún día, en el futuro, PP y Cs rompen su coalición, los populares podrán frenar todas las iniciativas de la formación liberal.
La Junta de Gobierno mantendrá todas las atribuciones del anterior mandato, así que además de dirigir el gobierno y la administración municipal, será el órgano competente para aprobar la oferta de empleo público, el ejercicio de las acciones judiciales y administrativas en defensa de la ciudad; resolver expedientes de responsabilidad patrimonial o la aprobación de las bases reguladoras y posterior concesión de subvenciones y ayudas.
Además, en materia de contratación, todos los trámites que tengan que ver con obras por importe superior a 80.000 euros y con suministros, servicios, concesión de obras y servicios y contratos especiales de más de 35.000 euros, siempre que no valor no supere el 10% del presupuesto municipal o los 6 millones de euros. 
12 comisiones. Otra parte fundamental de la nueva estructura organizativa del Ayuntamiento son las comisiones. El gobierno de Cs y PP han optado por tocar lo menos posible respecto al anterior mandato y mantendrán exactamente las mismas, 12, sin apenas cambios en su contenido. Son las de Hacienda, Desarrollo Económico y Comercio; Cultura, Turismo, Fiestas y Deportes; Personal; Bienestar Social, Familia, Mujer, Igualdad, Infancia y Juventud; Participación Ciudadana y Barrios; Urbanismo; Organización, Seguridad Ciudadana y Movilidad; Medio Ambiente; Obras; Edusi; y Contratación, Patrimonio y Transparencia.
Las comisiones informativas son órganos de estudio, informe o consulta de los asuntos que han de ser sometidos a la decisión del pleno, así como del seguimiento de la gestión del alcalde, la Junta de Gobierno Local y los concejales que ostenten delegaciones. La ley establece que todos los grupos municipales deben estar representados en ellas de forma «proporcional». Este mandato volverán a estar conformadas por siete ediles: dos del PP, dos del PSOE, uno de Cs, uno de Ganemos y uno de Vox.