El CAMP ahorra el 16% en calefacción y agua caliente

DP
-
El CAMP ahorra el 16% en calefacción y agua caliente - Foto: Á“scar Navarro

En los últimos meses se mejoraron pasillos y habitaciones y está previsto intervenir también en los accesos, tanto por la entrada principal como por la zona ajardinada

El Centro de Atención a Personas con Discapacidad Psíquica, CAMP,  Ntra. Señora de la Calle dispone de  una nueva caldera de biomasa que sustituye a la de gasoil -se mantiene operativa ante posibles eventualidades- que permitirá un ahorro del 16% en la factura anual de calefacción y agua caliente, como explicó el delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, que ayer visitó la instalación junto al gerente territorial de Servicios Sociales, Eduardo García. El CAMP es uno de los centros de «referencia» que gestiona la Junta de Castilla y León; da cobertura a personas con discapacidad intelectual severa, con 112 plazas y 20 más de estancias diurnas y una plantilla compuesta por unos 150 trabajadores. «Las personas y aquellas más vulnerables son santo y seña para preocuparnos de ellas, por eso tratamos siempre de otorgarles los mejores servicios en las mejores condiciones», afirmó. Al año la Junta invierte alrededor de seis millones de euros en este centro. 
Esta nueva caldera para suministrar calefacción y agua caliente ha exigido una inversión de 450.000 euros, y con ella «básicamente se logran dos bondades: contribuimos a mejorar el medio ambiente al reducir emisiones y un ahorro en la factura anual próximo al 16 por ciento», explicó el delegado territorial. Este también informó de otras obras de mejora, que de modo permanente se hacen, como la adecuación de pasillos y algunas habitaciones. Otras se van a hacer de modo inminente, como los nuevos accesos tanto en la parte delantera como en la de los jardines, que conllevarán la eliminación de alguna barrera arquitectónica, según avanzó Luis Domingo González.
El centro facilita a personas con discapacidad intelectual gravemente afectadas apoyos en función de sus necesidades para proporcionarles una mejor calidad de vida. En octubre de 2018 se inició el proyecto de eliminación de sujeciones como una de las cuatro experiencias piloto que se llevan a cabo.