Miembros de 'Los Miami' cultivaban marihuana en Alba de Cerrato

diariopalentino.es
-

La Guardia Civil de Palencia detuvo el viernes a seis personas como presuntas responsables de un delito contra la salud pública, entre ellas el jefe de la banda conocido como 'El Cojo'

Miembros de ‘Los Miami’ cultivaban marihuana en Alba de Cerrato - Foto: MINISTERIO DEL INTERIOR

En el marco de la ‘Operación Cusquejos’ se incautaron un total de 5.700 plantas de cannabis sativa. Se trata de la plantación de marihuana más grande de la región.
 
La Guardia Civil ha detenido al fundador y jefe absoluto de la banda conocida como Los Miami, dedicada al tráfico de drogas y extorsión, en el marco de la Operación Cusquejos que se ha saldado con la detención de otras cinco personas más y la confiscación en una finca de la localidad de Alba de Cerrato de una plantación con 5.700 plantas de cannabis sativa (marihuana), la mayor incautación hasta la fecha en Castilla y León.
La Subdelegación del Gobierno informó ayer que tanto el fundador y jefe de la banda, sobre el que pesa un amplio historial delictivo que incluye el intento de asesinato, como los otros detenidos, en total cinco hombres y una mujer, son vecinos Madrid y se les imputa un supuesto delito contra la salud pública por el cultivo y tráfico de drogas.
Asimismo, desde la Subdelegación explicaron que el jefe de la banda era conocido en los ambientes hampones como El Inmortal, aunque de forma popular le llaman, El cojo, mote que le acompañaba desde 2004 cuando en un accidente de moto perdió una pierna.
La fama de inmortal, agregaron, se la ganó tras salvar la vida después de ser acribillado en su coche, en 2004. Posee un amplio historial delictivo que incluye narcotráfico, intento de asesinato y homicidio, entre otros delitos.
La Guardia Civil se incautó en una finca-plantación localizada en el término municipal de Alba de Cerrato (Palencia) de 5.700 plantas de cannabis sativa (marihuana), que estaban repartidas en varias parcelas con plantas en distintos estadíos de crecimiento. La finca, de 87 hectáreas, tenía un secadero y un semillero, además de un sistema de riego propio.
La investigación se inició tras tener conocimiento de que varias personas afincadas en Madrid se desplazaban hasta Alba de Cerrato y podrían estar dedicándose a cultivar marihuana a gran escala.
Tras realizar diversas gestiones, los agentes intervinientes encontraron una importante plantación de cannabis sativa en una finca aislada  y perfectamente acondicionada que era custodiada de forma permanente por miembros de la organización.
A la vista de ello, se estableció un amplio y discreto dispositivo de vigilancia durante varios meses con el que se logró identificar a los responsables de la banda delictiva. Las detenciones, aclaró la Subdelegación, se precipitaron al detectar los agentes la visita y presencia del principal cabecilla de la organización.
Durante la operación, la Guardia Civil también procedió a la incautación de dos vehículos utilizados para los desplazamientos desde Madrid a Palencia e intervino teléfonos móviles, navajas, carabinas de aire comprimido y una pistola defensiva eléctrica táser, así como elementos de vigilancia como un telescopio y varias linternas, herramientas y una báscula de precisión.
En esta operación han participado agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (EDOA), de Seguridad Ciudadana, Seprona y del Núcleo de Reserva, todos ellos de la Comandancia de Palencia. También intervino un helicóptero de la Unidad Aérea de León.
Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, droga incautada y efectos intervenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 7 de Palencia, que ha decretado el ingreso en prisión provisional bajo fianza de tres de los detenidos en esta operación. 
Sobre uno de los ellos, existía una requisitoria en vigor por robo y otro de los detenidos en la Operación se encontraba en libertad condicional por un delito de homicidio.