Repulsa unánime a la desigualdad

L.B.
-

Diputación y Ayuntamientos, sindicatos, asociaciones de mujeres y centros escolares muestran su rechazo al maltrato y los asesinatos y abogan por una mayor implicación para acabar con esta lacra social

Repulsa unánime a la desigualdad - Foto: Sara Muniosguren

Decenas de personas participaron ayer en los distintos actos que se celebraron por toda la geografía provincial para mostrar su rechazo a la violencia de género, que en lo que va de año ha dejado 51 víctimas mortales, según los datos oficiales del Gobierno. Esta efemeride coincide con la detención en Palencia de un hombre de 49 años como presunto autor de una agresión a su mujer de 48 años y su hijo de 19 ocurrida en la madrugada de ayer en la calle Obispo Fonseca. La mujer tuvo que ser trasladada al centro médico para recibir asistencia, mientras que el agresor fue localizado a la entrada de su domicilio, detenido y trasladado a dependencias de la Policía Nacional.
Para condenar este tipo de agresiones y asesinatos machistas, instituciones, entidades y colectivos salieron ayer a la calle para recordar a las víctimas y mostrar a las mujeres que sufren algún tipo de maltrato que no están solas. 
La Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Palencia organizó a mediodía de ayer la lectura de un manifiesto en el que se hizo un llamamiento a toda la ciudadanía, «porque sin vosotras y sin vosotros no es posible poner fin a este grave problema social, porque mirar hacia otro lado nos hace cómplices». También se procedió a la lectura de 54 nombres simulados de las víctimas registradas en los últimos doce meses, 51 de ellas en este 2019. «La violencia de género es la manifestación más extrema de la desigualdad entre hombres y mujeres y no se conseguirá erradicar mientras no haya una igualdad real y efectiva entre ambos sexos», se escuchó, para apelar a la concienciación y educación en igualdad como una forma de combatir este tipo de violencia.
Repulsa unánime a la desigualdadRepulsa unánime a la desigualdadTambién se instalaron varias siluetas negras en distintos puntos de la ciudad en representación de las víctimas y el Teatro Principal acogió la representación Hilos de Seda, de la compañía Zarabanda.
Desde el grupo municipal del PSOE, Miriam Andrés criticó que la de ayer fuese «la primera vez en muchísimos años que el Ayuntamiento no cuenta con una declaración institucional de todos los grupos políticos en contra de la violencia de género». «Todo condicionado por el pensamiento ideológico de una sola concejala», aseveró la portavoz socialista en referencia a la edil de Vox, Sonia Lalanda. 
«No se puede tolerar. El Ayuntamiento ha pasado a engrosar la lista de ciudades totalmente insolidarias y ajenas al dolor y al sufrimiento de muchas mujeres víctimas de violencia de género, más de 100 en nuestra ciudad», sentenció.
Repulsa unánime a la desigualdadRepulsa unánime a la desigualdad - Foto: Sara MuniosgurenEn la provincia. Varios municipios también quisieron recordar a las víctimas de violencia de género y, por este motivo, el Consejo Provincial de la Mujer elaboró un manifiesto en el que además recordar a las víctimas asesinadas, se quiso «animar a todas las mujeres que sufren cualquier forma de maltrato a apoyarse en las instituciones para buscar una salida real a la situación lamentablemente viven».
En dicho manifiesto se tuvo una mención especial a María Pilar Cardeñoso, natural de Paredes de Nava, asesinada en agosto de 2019 por su pareja sentimental, con un recuerdo y unas palabras de apoyo a sus amigos y familiares. Precisamente en la villa paredeña, la Diputación organizó un acto consistente en la lectura de manifiesto, la imposición de lazos y la suelta de globos, que se vio completado con una representación teatral en el Centro  de Interpretación de Tierra de Campos.
El documento elaborado por el Consejo Provincial de la Mujer resaltó que desde las instituciones hay que hacer todos los esfuerzos posibles «por mejorar la coordinación de nuestras actuaciones, la eficacia de nuestras medidas, para ofrecer a las mujeres que sufren maltrato un futuro mejor y transformar desde la base nuestra sociedad para erradicar cualquier tipo de violencia». 
Repulsa unánime a la desigualdadRepulsa unánime a la desigualdadManifestación. Por su parte, la plataforma de los derechos de las mujeres de Palencia organizó el acto más multitudinario de los que se celebraron ayer. Más de un millar de personas participó en la manifestación que partió de la estatura de la Mujer Palentina y finalizó en la plaza Mayor. «¡Ni una más, ni una menos. Vivas nos queremos!» y «¡No es no y lo demás es violación!» fueron algunas de las frases que se pudieron escuchar durante el avance de la manifestación. 
En la plaza Mayor se procedió a leer uno por uno el nombre de 97 mujeres asesinadas en los últimos doce meses, mientras eran colocados en una pancarta situada a los pies del Ayuntamiento. La encargada de leer el manifiesto fue Blanca Cosgaya, que calificó este balance de asesinatos de «feminicidio». «La violencia de género es un problema que tienen los hombres y que sufrimos las mujeres. Este año hay 97 víctimas y todavía nos seguimos preguntando por qué las mujeres no denuncian más, en vez de plantearnos porqué el Estado no las protege mejor», aseguró. Además, lamentó que las últimas sentencias «estén aumentando la desconfianza en la Justicia» y pidió que desaparezca el delito de abusos y se califique de agresión sexual cualquier acto de violencia contra el cuerpo de todas las mujeres, para incidir en que son necesarias políticas de equidad de forma inmediante.»La ideología de género propone un cambio en el sistema que abarque a todas las personas por igual, mujeres y hombres, que no excluya a nadie», concluyó.