Denuncian a ocho personas por delitos contra flora y fauna

Rubén Abad
-

También se investiga a tres personas

Denuncian a ocho personas por delitos contra flora y fauna

Agentes de la Guardia Civil de Palencia denunciaron a ocho personas e investigaron a otras tres por delitos sobre la protección de la flora, fauna y animales domésticos en el Parque Natural Montaña Palentina. Unas actuaciones enmarcadas en varios servicios de vigilancia y control para evitar la caza furtiva en los cotos y en el interior del parque, según fuentes de la Guardia Civil.
Tras las diversas batidas, los agentes denunciaron a  tres personas por cazar sin autorización del titular del acotado; otras tres personas por cazar y transportar sin precinto o documentación que acredite la legal procedencia de dos cabezas de ciervo macho, una de ellas en la Reserva Saja (Cantabria) y la otra en el Parque Natural Montaña Palentina y otra persona por ser sorprendido mientrascazaba y transportaba armas en su vehículo de noche y en una zona de seguridad. 
Al mismo tiempo, se recuperaron tres cabezas trofeo de ciervo macho sin precintar ni documentación que acreditase su lícita procedencia y abatimiento, con el resultado de dos personas investigadas por supuestos delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales doméstico. De tal forma, se les imputó un total de 28 infracciones administrativas, y es que, las tres cabezas recuperadas hubieran podido alcanzar en el mercado negro un valor de unos 5.000 euros.
Por otro lado, el instituto armado halló un ejemplar de tejón, del cual no se pudo acreditar su lícita procedencia, tratándose de una especie de fauna especialmente protegida, por lo cual se realizó la correspondiente denuncia administrativa. A mayores, los agentes obervaron a través en una conocida red social una fotografía de un cráneo de un oso colgado de una viga de un merendero, cuya tenencia y posesión se debe acreditar documentalmente.
Tras localizar al propietario del mismo, se instó a que acreditase su lícita tenencia, y la entrega voluntaria del mismo para su estudio y analítica, ya que es una especie que en España, y en la provincia de Palencia, se encuentra en peligro de extinción. Debido a su negativa para colaborar, los agentes instruyeron las pertinentes diligencias como investigado por un supuesto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.