Los toros son cultura

Rubén Abad
-

Chapu Apaolaza inauguró las jornadas, que contaron con la participación de Carlos Martín Santoyo, Dionisio Fernández de Gatta, Beatriz Montejo y José Ramón Lozano

Los toros son cultura - Foto: Sara Muniosguren

«Chapu Apaolaza es una de las mejores cosas que le han pasado a la tauromaquia desde que llegó a la Fundación Toro de Lidia». Así presentaba ayer Carlos Martín Santoyo, director del programa Grana y Oro al periodista, escritor y portavoz de la citada entidad en las XXIV Jornadas Taurinas de Castilla y León, que por vez primera tuvieron como escenario Palencia.
Una iniciativa de la Junta -en colaboración con la Diputación y el Ayuntamiento- que versó sobre los toros como patrimonio cultural y en la que los ponentes defendieron la Fiesta como pieza fundamental e intrínseca de la tradición, la cultura y la idiosincrasia española.
Fue precisamente Apaolaza el encargado de pronunciar la ponencia inaugural en un abarrotado salón de actos de la Delegación Territorial. Palabras en las que reflexionó sobre el presente y el futuro del sector, del que dijo que «defienden y protegen a la sociedad». ¿Por qué los toros son cultura? Apaolaza no deja lugar a la duda: son una representación simbólica de la sociedad, es la manifestación de la diversidad del pueblo y se rigen por reglas milenarias. A este respecto, precisó que «el mundo cambiará drásticamente si se acaban los toros» y refrendó que la tauromaquia es «la primera empalizada de la libertad».
Tras su alocución llegó el turno de la mesa redonda La tauromaquia como patrimonio cultural, que contó con la participación de cuatro expertos en diferentes ámbitos relacionados con la Fiesta.
Inició el turno de intervenciones Carlos Martín Santoyo, quien habló sobre la situación actual, las virtudes y el «derecho a acudir a los toros de los aficionados», porque, recordó «son Patrimonio de la Humanidad». A este respecto, dijo que la tauromaquia es «el mejor regalo de nuestra cultura a la humanidad».
Tomó el relevo Dionisio Fernández de Gatta, profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca, quien aseguró que «la tauromaquia es patrimonio cultural desde tiempos inmemoriales, y ahora más que nunca por los peligros que se ciernen sobre ella». No olvidó, tampoco, la sentencia absolutoria al maestro que insultó en redes sociales al torero Víctor Barrios, tristemente fallecido. Tras él habló la cirujana y profesora universitaria Beatriz Montejo, quien, rompiendo tópicos, aseveró que la defensa de los toros «es algo que debería estar completamente asumido en España».
Cerró el turno José Ramón Lozano, director de comunicación del grupo SCP y de la agencia Teseo, donde siempre ha apostado por campañas que «fomenten y promocionen los toros como patrimonio cultural y artístico». «La tauromaquia no es solo lo que vemos, tiene un trasfondo mucho mayor por su nivel de belleza y sus valores», añadió.
En la parte política intervinieron el secretario general de la Consejería de Cultura, Gregorio Muñoz, y el alcalde, Mario Simón. El primero destacó que los toros «no son un espectáculo como cualquier otro, sino que reflejan parte de nuestra tradición». Por este motivo, continuó, «estamos obligados desde la administración no solo a promocionarlo, sino también a protegerlo».