Los Reyes desafían a la pandemia

Agencias
-

Sus Majestades echan mano de la imaginación para estar más presentes que nunca, a pesar de no celebrarse apenas cabalgatas, y llenar de ilusión y regalos la noche más especial del año

En Sevilla, sus Majestades cogieron un globo para poder saludar a todos los ciudadanos desde el aire. - Foto: María José López

Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, cumplieron ayer con su trabajo como servicios esenciales que son en esta pandemia y se dejaron ver en todas las ciudades de España. Con más ilusión e imaginación que nunca y fieles a su cita anual, se reinventaron ante la falta de cabalgatas en la mayoría de las ciudades y, ya de madrugada, fueron casa por casa a dejar sus presentes a niños y no tan pequeños. 

La ausencia de desfiles fue la tónica general en la mayoría los municipios en un día extraño. En Alcoy (Alicante), por ejemplo, no se conocían una jornada así desde los años de la Guerra Civil, ya que allí se celebra la cabalgata más antigua de España, que data de 1875.

En Málaga,los protagonistas de la tarde, cómo no, fueron los niños, pero porque allí los pequeños de la capital pidieron a los Reyes en una carta «salud para todos» para poder reunirse y abrazar a sus seres queridos y acabar con la pandemia del coronavirus.

Los tres de Oriente se acercaron al Hospital Virgen de la Macarena, en la capital hispalense, con la ayuda de los Bomberos.Los tres de Oriente se acercaron al Hospital Virgen de la Macarena, en la capital hispalense, con la ayuda de los Bomberos. - Foto: María José LópezAsí se lo transmitió Alicia Martín, una niña de ochos, que les leyó en un acto una singular misiva. «Este año no es como cualquier otro y aunque todos los niños deseamos tener juguetes en la mañana de Reyes, este año queremos añadir algunas cosas que necesitamos mucho más». A continuación, deseó «salud para todos», «poder abrazar a las personas queridas», «poder besar», «reunirnos con nuestras familias y amigos», «que se curen muchas personas que están en los hospitales» y «que se acabe de una vez la epidemia del coronavirus».

Melchor, Gaspar y Baltasar tomaron buena nota y, a su paso por Tenerife se vacunaron de forma simbólica contra la COVID-19. Además, agradecieron a los más pequeños «su buen comportamiento» y la «responsabilidad» demostrada tanto en casa durante el confinamiento como en los colegios este trimestre, por lo que les prometieron que  «todos disfrutarán de sus regalos».

Las cabalgatas estáticas fueron una constante en la tarde de ayer en muchas ciudades y en algún pueblo, como en Tomiño (Pontevedra), fueron los propios Magos los que escribieron cartas a los niños en las que lamentaron no poder desfilar por las calles de la localidad este año y les pidieron que les dejasen mascarillas y gel hidroalcohólico en un cuarto ventilado la noche de Reyes, además de asegurarles que traerían los regalos desinfectados.

Por mar llegaron a Barcelona los Reyes para saludar a los niños desde un barco, ya que no se pudo celebrar la cabalgata.Por mar llegaron a Barcelona los Reyes para saludar a los niños desde un barco, ya que no se pudo celebrar la cabalgata. - Foto: Alberto Paredesa todos los rincones. No faltaron ayer las visitas a quienes no podían acudir a los eventos alternativos, como son los ancianos y los enfermos, por eso, en el año de la salud, los Reyes Magos de Oriente se acercaron, guardando todas las medidas de seguridad, a hospitales y centros de mayores, donde también se repartieron regalos evitando, claro está, el contacto directo.

En globo, en barco, en avión, en autobuses turísticos... todos los medios fueron buenos para llevar la ilusión a los hogares en la noche más mágica del año para los más pequeños, a pesar de la omnipresente pandemia.

Cargados de regalos se pudo ver a los Magos también en Badajoz, adonde llegaron en avión.
Cargados de regalos se pudo ver a los Magos también en Badajoz, adonde llegaron en avión. - Foto: Servicio Ilustrado (Automático)