Acusadas de quedarse con el dinero de un anciano

ALBERTO ABASCAL
-
Acusadas de quedarse con el dinero de un anciano - Foto: Á“scar Navarro

Una madre y una hija se enfrentan a una pena global de cuatro años y medio cada una a petición del Ministerio Fiscal

La Audiencia Provincial  ha fijado para el próximo 21 de enero el juicio seguido contra una madre y su hija acusadas de apropiarse de 75.000 euros, un reloj y una colección de sellos que pertenecían a un octogenario del que cuidaban, que falleció en octubre de 2013. Ambas mujeres están acusadas de un delito continuado de apropiación indebida y otro de hurto, según la acusación que ejerce el Ministerio Público, que solicita provisionalmente para cada una de ellas 4 años y 6 meses de cárcel,  3 años y medio por el delito de apropiación indebida y un año más por el de hurto.
Según relata el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales, la víctima de los hechos, que serán enjuiciados en el alto tribunal de la provincia, era un anciano que cobraba una pensión, que era viudo y que vivía solo en Venta de Baños. Una de las acusadas, la madre, comenzó a trabajar para el hombre en calidad de empleada del hogar. A partir del año 2012, se ganó su confianza hasta el punto de que el octogenario otorgó testamento a favor de la mujer como heredera universal. A partir de ahí, tanto ella como su hija, presuntamente se propusieron hacerse con el dinero de la cuenta del hombre en la que la madre era cotitular.
Debido a los presuntos deficientes cuidados que recibía, el hombre fue ingresado en el Complejo Hospitalario de Palencia. Durante la estancia hospitalaria, al verse arropado por familiares y consciente del comportamiento de las acusadas, llamó al notario y revocó el apoderamiento que había hecho y que beneficiaba a una de las acusadas. Solicitó a las acusadas las llaves de su domicilio, pero como último acto, presuntamente, la madre fue al banco y transfirió a la cuenta de su hija 40.000 euros. Además, una de las acusadas, supuestamente, se apropió de un reloj, un sobre con 6.000 euros y una colección de sellos.
El fiscal califica los hechos de delito continuado de apropiación indebida y de hurto. Por apropiación indebida solicita para cada una de las procesadas, además de la pena de cárcel, una multa de 1.620 euros. También pide una indemnización para los herederos de la víctima cifrada en 69.000 euros, así como la devolución de los 6.000 euros del sobre, el montante por el valor del reloj y la citada colección de sellos.