Llegar, informar y educar

P. Velasco
-

China es un destino prioritario para las DO de la Comunidad pese a que se acaba de abrir al mercado y desconocen la cultura del vino

Expositor de la Denominación de Origen Toro en la feria Prowine Asia.

El mercado asiático en general es uno de los que más interesa en la actualidad a las bodegas castellanas y leonesas y, sin duda, entre ellos el chino. Un mercado emergente con un porcentaje de población con un poder adquisitivo importante y que, de momento no tiene cultura del vino. Estas características lo convierten en una de las zonas donde las denominaciones de origen están haciendo más hincapié para vender los caldos de Castilla yLeón.
Eso sí, como recalcan desde los consejos reguladores, antes hay que informar y educar al consumidor chino sobre la cultura del vino. «Está claro que hay que trabajar mucho en la formación y en que entiendan los productos, las calidades, las características, los tipos de uva y la indicación geográfica de la zona», recalcó el gerente de la DO Toro, Rubén Gil, que añadió que «son mercados en los que invirtiendo en formación es la única forma que te pueden comprar».
En el mismo sentido se pronunció el director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda, Santiago Mora: «China es un mercado prioritario, no por las exportaciones que en estos momentos se realizan allí, sino porque es un país que se acaba de abrir al mercado del vino». «Ha empezado con el vino tinto pero consideramos que es estratégico de cara a un futuro corto para que puedan ir sumándose el vino blanco», agregó.
Ante estas oportunidades, Rueda y Ribera del Duero van de la mano en las promociones de sus vinos en el país asiático, donde reconocen que «poco a poco» se va incrementando el interés de los consumidores. «El trabajo en China es estar allí antes de que se cree mercado para ser los primeros en informar, formar y educar a los profesionales del sector allí, que se están multiplicando cada vez más y sobre todo a los consumidores», ratificó Mora.
Ferias

Este es uno de los motivos que ha llevado a denominaciones como Toro a incrementar su presencia en China con la participación recientemente en la feria Prowine Asia que se celebró en Shanghai. Hasta allí se desplazaron seis bodegas y el expositor de la DO contaba con vino de otras 18. «Con estas acciones no solo se busca la continuidad, sino también la rotación, porque a veces lo importante es que repitan en el pedido o provocar más demanda para que pueda llegar el segundo», explicó su gerente, Ruben Gil.
Por su parte, la presidenta del Consejo Regulador Bierzo, Misericordia Bello, reconoció que China es un mercado emergente que crece muchísimo en porcentaje y donde es fundamental posicionarse como indicación geográfica protegida para ser «garantes de la calidad» del vino que venden allí. Además, se trata de un mercado donde Bierzo ha crecido bastante y que cada vez se está profesionalizando más. «Hace veinte años conocían el vino pero no sabían ni qué tomaban. He tenido la oportunidad de ver la evolución y ahora es gente muy profesional y muy formada», dijo, tras lo que recordó que la DO Bierzo realiza todos los años un seminario en este país.
También desde la Denominación de Origen Guijuelo -que abarca distintas comarcas de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía- aseguraron que se trata de un mercado emergente y que, en su caso, juegan con ventaja al tratarse de un producto muy conocido y con una gran calidad. «Nuestro producto cuenta con unas materias primas que se crían en un ecosistema mediterráneo que es muy complicado de copiar», indicaron fuentes de esta denominación de origen.