Unanimidad para "asegurar" la igualdad en Atención Primaria

SPC
-
El portavoz de Podemos, Pablo Fernández (I), conversa con el procurador de UPL, Luis Mariano Santos, durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León. - Foto: Ical

El PP critica que la moción de Podemos busca "desmontar" la sanidad de Castilla y León que es bien valorada

Todos los grupos parlamentarios de las Cortes aprobaron hoy por unanimidad cinco de los 17 puntos de una moción formulada por Podemos en materia de sanidad, entre ellos “asegurar” la igualdad efectiva a la hora de acceder a los servicios de salud de la Atención Primaria en el medio rural. Además, acordaron por unanimidad abordar la Atención Primaria en los pueblos, teniendo en cuenta las especificidades geográficas de la Comunidad, las patologías de la población y las variaciones de la demanda. En ese sentido, se votó a favor del punto para mejorar los mecanismos de comunicación y cooperación entre la Atención Primaria y Hospitalaria, con el objetivo de acercar la Especializada a los núcleos de población alejados de los hospitales de área. También se dio el visto bueno para impulsar la información y educación sanitarias en las zonas rurales para fomentar el uso racional y eficaz en el acceso a la sanidad.

Tanto en Grupo Parlamentario Popular como Ciudadanos (Cs) se opusieron a otros puntos de la moción como “poner fin y revertir los recortes” realizados durante los últimos años y llevar a cabo las acciones necesarias para promover el aumento de la financiación y, en particular, que la Atención Primaria represente el 25 por ciento del total del presupuesto de Sanidad, como informa Ical.

La procuradora del PP María Paloma Vallejo consideró que la moción de la formación morada buscaba “desmontar”, una vez más, la sanidad de Castilla y León. “Tenemos una buena sanidad”, aseguró. Y lo justificó al recordar la buena que nota que obtiene la Comunidad en el Barómetro Sanitario, con más de siete puntos, además de señalar que la evolución de la sanidad regional es positiva, al situarse en el tercer puesto de entre las 17 autonomías, junto a Aragón. También precisó que Castilla y León es la primera comunidad en recursos y la cuarta en gasto sanitario, a nivel nacional. 

Eso sí, reconoció que el sistema sanitario tiene problemas comunes a otras regiones. Vallejo abogó por “aunar esfuerzos” para tener una sanidad pública, universal, de calidad y gratuita. Algo que difiere con la moción de Podemos que calificó de “excusa” para hacer demagogia y continuar con el “mantra de siempre”.

La representante de Podemos Isabel Múñoz criticó las "políticas neoliberales" del PP que favorece el crecimiento "imparable" de la sanidad privada, además de "empujar" a la población al aseguramiento privado. Cargó contra la "desacertada" gestión de los recursos humanos. Muñoz recordó que el personal sanitario de Castilla y León aún no ha recuperado el nivel de empleo existente en 2009, sin olvidar la elevada edad media de los profesionales sanitarios. "Se desconoce si la Consejería de Sanidad tiene algún plan para abordar esta abultada falta de profesionales", declaró.

Se opuso a que la sanidad esté sometida a reducciones de presupuestos porque recordó que se trata de un “servicio esencial”. Por contra, Muñoz demandó “plantar cara” a las grandes farmacéuticas que ejercen una tiranía. “No gastan tanto dinero en investigación como dicen porque destinan mucho más en marketing”, sentenció.

La portavoz del PSOE en Sanidad, Mercedes Martín, dio el visto el bueno a los 17 puntos de la moción porque incluía cuestiones que se han debatido a lo largo de la legislatura. “La situación de Castilla y León no puede empeorar mucho más porque está al límite de lo soportable”, aseveró. Mencionó la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que ha anulado la oposición de 2016 sobre Medicina Familiar y Comunitaria. “Es la norma habitual que cualquier proceso de consolidación y oposición se hace mal en la región”, precisó. Martín achacó esta situación a la “incompetencia alarmante” de los últimos gobiernos del PP, unido a la falta de planificación y al bloqueo de plazas de formación.

Por su parte, Manuel Mitadiel, de Ciudadanos (Cs), abogó por la desaparición del personal de área en Atención Primaria y su inclusión en los equipos de los centros de salud. A su juicio, si no están cubiertas todas las plazas de Medicina de Familia es por la existencia de esta figura. También, aprovechó su intervención para demandar la introducción de los psicólogos clínicos en Atención Primaria y denunciar que la salud mental ha sido “una de las grandes olvidadas”. Además, reclamó la eliminación de los puestos de libre designación en la Consejería de Sanidad porque consideró que los directores y los gerentes deben gozar de autonomía e independencia.

En cuanto a otro de los puntos de la moción, relativo a la eliminación de los conciertos con la sanidad privada, Mitadiel subrayó que “no podemos ni queremos” porque en algunos casos hay una “absoluta dependencia”.

Los otros dos puntos aprobados por todos los grupos fueron la inclusión de la perspectiva de género en el análisis de los problemas de salud, la promoción de la misma y en la planificación y elaboración del conjunto de políticas públicas sanitarias. También se votó a favor de habilitar cauces para la participación social y profesional en todos los niveles del sistema sanitario, en la toma de decisiones y en la corresponsabilidad en el buen uso de los servicios.