Abren una diligencia cada 5 días por delitos informáticos

ALBERTO ABASCAL
-

El Ministerio Públicó incoó el pasado año 17 asuntos relacionados con la intimidad · La Guardia Civil detuvo al gerente de una empresa de Villamuriel tras hallar una cámara oculta en el aseo de mujeres

Abren una diligencia cada 5 días por delitos informáticos

El caso de la trabajadora de Iveco que se suicidó tras la difusión de un vídeo sexual suyo entre sus compañeros de trabajo plantea la cuestión de qué prevé la ley para este tipo de episodios de vulneración de la intimidad y si casos de este tipo o similares se han podido producir en la provincia de Palencia. Hay que recordar que el Código Penal castiga con entre tres meses y un año de cárcel la difusión de imágenes privadas sin autorización de la persona afectada cuando se viole gravemente su intimidad y aunque la víctima diera en su día su consentimiento a la grabación. Esta última fue una innovación introducida en la reforma del Código Penal del 2015, ya que hasta entonces solo se consideraba delito la difusión de un vídeo de carácter íntimo si se había tomado en un lugar privado sin autorización del protagonista o si las imágenes habían sido robadas. 
Pero con independencia de lo que dice el Código Penal, la Memoria de la Fiscalía de Palencia ya refleja que existen delitos de descubrimiento y revelación de secretos, tipificación por la que se investiga el caso de la malograda trabajadora de Iveco. También se encuentra la variante ineludible de las nuevas tecnologías e Internet, que en los últimos años han experimentado un importante auge en cuanto a la delincuencia se refiere. Así las cosas,  la Memoria de la Fiscalía Provincial 2018 constata que cada cuatro días se abre una investigación por un delito que atenta contra la intimidad o está relacionado con los delitos informáticos.
La mencionada memoria refleja que durante el pasado año se abrieron 17 diligencias (tres más que durante 2017) por delitos contra la intimidad, cinco por descubrimiento de secretos (tres más que durante 2014), otros cinco por revelación de secretos por particular (tres más que en 2017) y siete por allanamiento de morada (tres más que un ejercicio antes). Por si fuera poco, se abrieron otras 73 diligencias previas por delitos informáticos, 58 por estafa,  cuatro por descubrimiento de secretos, cuatro por calumnias,  dos por acoso a menores de 16 años,  una por amenazas, una por falsificación y otra por un delito de corrupción de menores o pornografía infantil.
Uno de los casos más graves de los últimos años fue destapado por la Guardia Civil hace exactamente un año cuando detuvo al gerente de una empresa ubicada en Villamuriel de Cerrato, identificado como J.C.R., de 52 años, como presunto autor de un delito contra la intimidad tras haberse hallado una cámara oculta en el aseo de mujeres, según informó en su momento Diario Palentino. La investigación comenzó cuando todas las trabajadoras de la compañía denunciaron la presencia de una cámara de pequeñas dimensiones que estaba colocada debajo del lavabo y enfocada hacia el retrete y con la que, al parecer, se habían efectuado varias grabaciones.