VETERANOS Y NOVELES EN EL ARTE DE CALLE

Laura Burón / Herrera de P.
-
Desde la primera fila, los niños no se quisieron perder las acrobacias y malabares de la Compañçia ‘Dikothomia’ y su espectáculo ‘Spazi O... - Foto: Óscar Navarro

Herrera acoge este festival de estilo circense con la presencia de compañías procedentes de varios puntos de la geografía nacional y talleres pensados para el público infantil


En Herrera de Pisuerga no era raro ver ayer a jóvenes montados en sus monociclos, niños con diábolos, pelotas de goma rodando por los suelos o cariocas girando a toda velocidad. Y es que la localidad celebra este fin de semana Malabaria 2013, un encuentro de artistas de calle, malabaristas y acróbatas que este año llega a su novena edición.
La jornada comenzó con distintos talleres que hicieron las delicias de niños de entre 6 y 12 años que aprovecharon la mañana para acercarse al Pabellón de Deportes y aprender a hacer malabares con pelotas y mazas, subirse a los monociclos, intentar hacer acrobacias, manejar los palos chinos o del diablo y participar en la globoflexia. «Les hemos enseñado a usar algunos elementos. Muchos los traen de casa, ya que han participado en otras ediciones y quiereN seguir aprendiendo», afirmó Jaime de Kaskabel Malabaria, organizadora del acto, que recuerda que este es uno de los cinco festivales de este tipo más veteranos de España.
Niños y mayores también pudieron comprobar cómo es el trabajo de profesionales del teatro de calle con los distintos espectáculos que se celebraron ayer. Llegados desde Alicante, Madrid, Bilbao, Valladolid, Asturias y hasta de Italia, varios artistas presentaron a los herrerenses sus espectáculos. Cuchuflay divirtió a los asistentes al festival con su show infantil de magia, clown y globos que se trasladó al exterior del Pabellón aprovechando el buen tiempo. La acción se ubicó después en la Plaza Mayor, donde la Compañía Dikothomia presentó Spazi O... en el que aunaron distintas disciplinas como las acrobacias sobre sillas y taburetes y con un aro suspendido de una estructura, la expresión corporal o el malabarismo. Por la tarde, en el mismo espacio Personal Trainer puso en escena En forma y en el Pabellón fueron los miembros de La Trocola, los que presentaron Potted.

gran gala circense. Para finalizar la jornada se celebró una Gala Circense presentada por el dúo Los imperdibles que contó con grupos como Aliche, Stefano Fabris, Dani DD Massie, The Funes Troupe, La Trocola y Sebatiano Ricardi en un evento pensado para un público adulto con malabares y acrobacias con distintos elementos. «La gala es un espectáculo más serio, de gran calidad. Hemos querido convertir el Pabellón en una carpa de circo para los artistas y el público», afirmó Jaime. El concierto a cargo de Pon Rastu & Jowi Selectah puso el broche final al segundo día del festival.
«Con Malabaria intentamos que la gente se mueva y vengan a visitarnos de otras provincias y conozcan Herrera de Pisuerga, por lo que es un encuentro que aúna turismo, deporte y cultura», asegura Jaime. En total, cerca de un centenar de artistas participa en este festival que ha conseguido atraer hasta la localidad a público de varias provincias cercanas, «en parte gracias a las redes sociales, que ayudan mucho a publicitar un evento de estas características».
Malabaria continuará hoy con un pasacalles al que los asistentes deberán acudir disfrazados y que finalizará en la Plaza Mayor, donde también se instalará una mesa informativa sobre fracking aprovechando la afluencia de gente. Las animaciones de calle y unas Olimpiadas Malabaristas competarán la jornada. «Estamos muy contentos y orgullosos de cómo se va desarrollando el encuentro y eso nos da fuerza y ánimo para pensar en la décima edición», concluye Jaime.

 

La exposición ‘El desencuentro’ convierte la poesía en ilustraciones y música

Con motivo del festival Malabaria 2013 que se está celebrando en Herrera de Pisuerga este fin de semana, la pintora natural de Velilla del Río Carrión, Ludi Díez San Juan, presentó ayer la exposición El Desencuentro. Facetas del amor que nace para ver el fin después de un tiempo, que consta de doce ilustraciones elaboradas en técnica mixta sobre una base digital y en la que combina materiales como el papel, las telas o la plastilina para crear la imagen. De esta manera, Ludi Diez interpreta los poemas creados por la también palentina Ana Vega.
Esta muestra, que ya ha recorrido varias localidades palentinas como Venta de Baños, Villalobón y Villamuriel de Cerrato y también ha estado presente en tierras burgalesas e incluso ha viajado a Italia, se completa con la música del guitarrista venteño Ricardo García, que ha compuesto varias piezas inspirándose en el mismo poemario, aunque en esta ocasión la exposición únicamente estaba compuesta por las ilustraciones. «Este proyecto nació en 2010 y está a punto de concluir después de tres años de itinerancia. En algunas salas hemos hecho una presentación en la que Ricardo García ponía la música y yo leía las poesías de Ana Vega, sobre una proyección en  Flash y un fondo decorado con corazones que representan el amor y picas el desamor. La obra de la escritora se divide en tres partes: el amor, las dudas y el desamor», explica la pintora.
Ahora que el proyecto está a punto de concluir, la artista pone a la venta los originales de estas ilustraciones. «En algunas exposiciones, la gente se mostró interesada en algunas piezas, por lo que decidí ponerlas a la venta, pero entregando una réplica y no el original», explica, aunque dado el final de este proyecto ha optado por dar el original.
La palentina no descarta que esta muestra visite otras salas de la provincia palentina para poner punto y final a su recorrido, aunque reconoce que  presentarla en su conjunto o con menos piezas dependerá del espacio disponible.
Además, Ludi Diez San Juan ha mostrado varias de estas ilustraciones en otras exposiciones colectivas, ya que forma parte de la Asociación Grupo Muriel.