Una tienda que visita clientes

Laura Burón
-
Una tienda que visita clientes

La diseñadora vasca con origen palentino Inge Zubeldia organiza este fin de semana un Pop Up Store en la localidad de Baltanás

Una tienda móvil, que se desplaza allí donde sus clientes la reclaman. Eso es lo que se denomina  Pop Up Store y lo que la diseñadora Inge Zubeldia ha organizado en Baltanás, localidad de origen de su madre, María del Carmen Curiel, y donde ella pasa sus periodos vacacionales desde pequeña.
Esta joven de 26 años, que se formó en la escuela de Diseño y Moda LCI- Barcelona y obtuvo una beca en un programa de diseñadores emergentes en San Sebastián, decidió, una vez concluidos sus estudios en 2016, abrir una tienda y taller de costura en la localidad en la que reside, Tolosa (Guipúzcoa). Algo que se hizo realidad en diciembre del pasado año. En su establecimiento vende lo que ella diseña y elabora de forma artesanal junto a su madre en el taller que tienen en el mismo espacio. Ambas realizan prendas de  prêt-à-porter para el día a día, ropa a medida y piezas de alta costura que se pueden ver en sus perfiles de las redes sociales y en su página web.
Es precisamente ese seguimiento en Internet lo que la ha llevado a trasladar hasta Baltanás dos de sus colecciones para ponerlas a la vista de posibles clientas de Palencia y Valladolid. «Me siguen en Internet y veo que hay gente que está interesada en adquirir prendas, por eso decidí organizar un Pop Up Store en la localidad en la que veraneo, en la que paso fines de semana y fechas como Semana Santa», señala la joven diseñadora.
Para eventos especiales. Por eso, hoy y mañana, entre las 12 y las 20 horas en la Posada del Cerrato, mostrará vestidos y trajes de fiesta y también la colección prêt-à-porter para aquellas que busquen un estilo diferente en el día a día. «Las clientas están sobre todo interesadas en la ropa para eventos especiales, ya que ahora estamos en época de bodas y bautizos. Es lo que más nos han demandado», asegura.
Ella misma define su estilo como «femenino, sutil, elegante y romántico». Asegura que la gusta trabajar con líneas muy limpias y ofrecer prendas básicas que se pueden combinar de distintas maneras, también en las prendas de fiesta. «Son muy versátiles, dan mucho juego. Puedes elegir un vestido o un traje para ir a un evento especial, pero suprimiendo algún complemento o combinándolo con otras prendas puede dar como resultado un look más sencillo pero igual de elegante», explica.
Esta original y cómoda forma de ir de compras está abierta a todo tipo de clientes e Inge Zubeldia invita a participar a todas aquellas mujeres que se han interesado por sus colecciones. «He elegido Baltanás por el vínculo que tengo con la localidad. Mucha gente nos conocen a mí y a mi madre y me apetece mucho que vean a lo que me dedico y todo lo que hago», señala.

Una tienda que visita clientes
Una tienda que visita clientes