Barro en buenas manos

DP
-

La trigésimo segunda edición de la Muestra de Cerámica presenta el trabajo de talleres de Castilla y León, Asturias, La Rioja, Francia y Portugal, que podrá verse hasta el domingo

Barro en buenas manos - Foto: Sara Muniosguren

La XXXII Muestra de Cerámica, inaugurada ayer, reúne hasta el domingo en la calle Mayor a 31 talleres, entre ellos los seis invitados, que llegan desde Portugal (dos), Francia (uno), Asturias  (dos) y La Rioja (uno).  A  ellos se suman los creadores de Castilla y León, con Palencia y Segovia a a la cabeza por número de participantes, cinco cada una; tres vienen de Valladolid, mismo número que de León y Zamora; dos provienen de Burgos y uno tanto de Ávila como de Soria.
La feria está organizada por Ceramistas Palentinos, cuya presidenta, Victoria (Luengo) París, comenta que, con el tiempo «que parece vamos a tener, las perspectivas  no pueden ser malas». «La gente saldrá más, si bien es verdad que aquí si llueve nos da lo mismo, tiramos de paraguas y la calle Mayor es la calle Mayor», comentó. En cuanto a lo que encontrará el visitante, señala que «un poco de todo; murales decorativos, platos, fuentes. Siempre se intenta variar, traer algo nuevo. Fuera el plástico y viva la cerámica», recalca.
En esta nueva edición de la Muestra de Cerámica son 31 expositores, tres menos que en la pasada por una obra en la calle Mayor que ha reducido el espacio disponible. «La verdad es que ha quedado una feria muy variada y bonita»,  señala Luengo. «Que nos compren, aunque  sea unos pendientitos», manifiesta; y es que Palencia «no es una mala plaza; los palentinos valoran la cerámica, y aunque no te compren te dan las gracias». Así que, se reciben «más solicitudes de las que la gente se imagina», comenta. 
La Muestra de Cerámica se acompaña de actividades paralelas, como demostraciones a cargo de Luciano Ceinos, de Paredes de Nava, y Francisco Pascual, de Moveros de Aliste (Zamora), que va a hacer una vasija inmensa. Mañana a las 19,30 horas está programado el concierto a cargo de Paracetafolk y el domingo a las 13 horas el de Carlos Herrero.
Como explicó el alcalde en funciones, Alfonso Polanco, con la inauguración de la Muestra de Cerámica se abre la Feria Chica, para subrayar a renglón seguido que sin ella esta última «perdería una parte muy importante de su sentido» y es que se trata de una cita que «cambia la fisonomía de la calle Mayor durante estos días y permite a palentinos y visitantes disfrutar del gran trabajo que los ceramistas, que exponen el resultado de su creatividad y saber hacer». Dio las gracias a Ceramistas Palentinos  por su trabajo en pos de esta muestra, así como  por colaborar con el Ayuntamiento siempre que se les solicita.
experiencias. Entre los nuevos expositores se encuentra Isabel Fenoll, de Matute, La Rioja. Conoce la feria palentina «de siempre», pero siempre se celebraba en fechas que «no me venían bien; este año que he podido, aquí estoy». Lleva dedicada a la cerámica más de 30 años; trabaja porcelana y alambre porque «me tiene muy enganchada la combinación». Valora  la celebración de ferias, que  ve «fundamentales» para hacer nuevas propuestas, «más arriesgadas» y «probar a ver qué opina el público. Me sirve mucho de experimentación de los nuevos materiales».
También es nuevo en la plaza Armando Domingues, de Coimbra (Portugal). Comenta que tenía muy buenas referencias de la feria, en la que se presenta con cerámica tradicional portuguesa, de Coimbra, «copias manuales de piezas del siglo XVI-XVII que pueden verse en un museo». Espera que no le vaya mal, ya que «es la primera vez y es novedad». 
Decir, por otra parte, que ayer se falló el VI Concurso Internacional de Cerámica Creativa Manuel Ceinos. El jurado decidió conceder el primer premio a Luis Rivero, de Tordesillas (Valladolid) y el segundo a Victoria París, de Palencia.