scorecardresearch

Setenta ayuntamientos actuarán en riberas urbanas dañadas

DP
-

La institución provincial, que destinará al trienio 2021-2023 un millón de euros de recursos propios para desarrollar este novedoso programa, distribuye 400.000 euros de la primera anualidad

Setenta ayuntamientos actuarán en riberas urbanas dañadas

La Diputación dictaminó ayer en la Comisión Informativa de Acción Territorial y Medio Ambiente a favor de la resolución de la primera convocatoria del Plan Provincial de Conservación y Recuperación de Cauces Urbanos 2021-2023, lo que va a suponer la distribución en este ejercicio de subvenciones por un importe total cercano a 400.000 euros entre 70 ayuntamientos para efectuar 91 obras de mejora en riberas urbanas, correspondientes en la mayoría de los casos a la reparación de desperfectos ocasionados por los últimos episodios de crecidas y avenidas registrados en ríos y arroyos. 

A lo largo del trienio, la administración provincial va a destinar para este novedoso programa de cooperación un millón de euros de recursos propios, lo que permitirá desarrollar inversiones por una cantidad superior a los dos millones de euros, gracias también a la aportación de los ayuntamientos. 

La Diputación sufraga hasta el 50% del coste total de las obras -con un máximo de 10.00 euros por ayuntamiento- y presta la asistencia técnica, aspecto éste de importancia al tratarse de unos proyectos de cierta complejidad por su ubicación.

Los setenta ayuntamientos beneficiarios en esta primera convocatoria son Abarca de Campos, Aguilar de Campoo, Alar del Rey, Ampudia, Amusco, Antigüedad, Ayuela de Valdavia, Baltanás, Bárcena de Campos, Barruelo de Santullán, Becerril de Campos, Boada de Campos, Boadilla del Camino, Brañosera, Bustillo de la Vega, Calahorra de Boedo, Capillas, Cardeñosa de Volpejera, Castrejón de la Peña, Castrillo de Don Juan, Castrillo de Villavega, Cervera de Pisuerga, Cisneros, Congosto de Valdavia, Dueñas, Grijota, Guardo, Herrera de Pisuerga, Herrera de Valdecañas, Hontoria de Cerrato, Ledigos, Loma de Ucieza, Magaz de Pisuerga, Manquillos, Mantinos, Marcilla de Campos, Mazariegos, Melgar de Yuso, Meneses de Campos, Micieces de Ojeda, Moratinos, Mudá, Nogal de las Huertas, Olea de Boedo, Olmos de Ojeda, Osornillo, Payo de Ojeda, Pino del Río, Población de Arroyo, Población de Campos, Prádanos de Ojeda, La Puebla de Valdavia, Quintana del Puente, Renedo de la Vega, Requena de Campos, Riberos de la Cueza, Saldaña, Salinas de Pisuerga, Santa Cecilia del Alcor, Santoyo, Torquemada, Valle de Retortillo, Velilla del Río Carrión, Villamuriel de Cerrato, Villanuño de Valdavia, Villarramiel, Villaumbrales, Villaviudas, Villodrigo y Villoldo. 

La comisión informativa de Acción Territorial y Medio Ambiente también dictaminó a favor otros dos proyectos, que quedan en reserva a la espera de disponibilidad de crédito, presentados por los ayuntamientos de Cevico de la Torre y Mazuecos de Valdeginate. Asimismo, se desestimaron 15 solicitudes, porque en algunos casos serán objeto de intervención por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero, o bien se encuentran fuera del casco urbano. Asimismo, quedaron excluidas seis solicitudes de pequeña envergadura, susceptibles de ejecutarse con el programa de la Diputación para zonas forestales. 

Señalar, por último, que la Diputación recibió en esta primera convocatoria 107 solicitudes.

El impulso de este nuevo plan inversor fue aprobado por el pleno de la administración provincial el pasado mes de marzo, como medida para apoyar a los ayuntamientos en unas actuaciones que forman parte de sus competencias urbanísticas, según determinan la legislación vigente en la materia y la jurisprudencia que la ha interpretado.