scorecardresearch

Sánchez condena a un Palencia CA muy peleón

Area 11
-

Los de Gala cedían ante el CD Móstoles con un doblete del delantero madrileño (2-1). El choque finalizó con el cuadro morado cercando el área madrileña y los locales tratando de sentenciar al contragolpe

Sánchez condena a un Palencia CA muy peleón - Foto: Óscar Navarro

El Palencia Cristo Atlético nunca bajó los brazos y buscó el empate hasta el final en El Soto. Álvaro Sánchez protagonizó la primera victoria del Móstoles URJC en la categoría de Segunda RFEF, trabajadísima ante el empuje palentino. El delantero mostoleño inauguró el marcador tras una jugada de fantasía iniciada por Chupe y continuada por Portilla con un espléndido taconazo. Tras el descanso, firmó su doblete cabeceando una falta lateral botada por Chupe. Pero Adri acertó a batir a Tejero en una jugada embarullada en el área y los minutos finales fueron muy emocionantes, con los de Rubén Gala cercando el área azulona y los de Víctor González tratando de sentenciar a la contra. Unos y otros quedan ahora igualados con cuatro puntos, fuera de los puestos de descenso.

El equipo de Rubén Gala salió mejor que su rival, manteniendo el esférico lejos de las inmediaciones de Guille. Pero ese control apenas duró unos minutos y muy pronto, el bigoleador ya avisó de que se había levantado con ganas, probando fortuna tras un saque en largo de Tejero. Guille estuvo atento para desviar esa primera ocasión a córner. Durante varios minutos, el juego se desarrolló en el centro del campo, con continuas faltas cometidas por unos y otros, hasta que, en el minuto 16, se produjo una triple ocasión mostoleña, con un remate postrero de Portilla que se marchó alto.

Álvaro Sánchez. El equipo local estaba empezando a imponer su criterio y, así, llegó el primer gol. Honestamente, un gran gol protagonizado por tres futbolistas que bien podrían jugar en alguna categoría superior. Inició la jugada Chupe, caracoleando en el área hasta que encontró a Portilla en el primer palo; este ni lo pensó y asistió con el tacón hacia el segundo, donde aparecía Álvaro Sánchez para perforar la meta castellana. 

El Cristo buscaba el empate sin demasiado convencimiento, en algún saque de esquina y con disparos lejanos que tampoco inquietaban demasiado a Tejero. También pudo ampliar la cuenta Irizo, a punto de aprovechar una indecisión de la zaga morada. Así se llegó al descanso, con la sensación de que todo estaba aún por resolver en el segundo tiempo.

Segunda mitad. Y, cuando iba a cumplirse la primera hora de partido, de nuevo el corpulento Álvaro Sánchez superaba en el salto a los defensores y, de cabeza, ponía una losa en las aspiraciones palentinas. 

Poco después, los azulones reclamaban con vehemencia un penalti por derribo sobre Fernando que el colegiado no consideró punible. Los de Víctor González se gustaban y a punto estuvo Portilla de firmar el tercero. 

Pero aún le quedaba una vida al equipo de Gala. Gassama se había cruzado, providencial, para evitar un remate de Sualdea antes de que Adri devolviera la ilusión con su remate cruzado, ante el que poco pudo hacer el meta madrileño, Tejero. 

Con los jugadores de ambos equipos ya agotados, la incertidumbre empezó a planear sobre El Soto. No hubo grandes ocasiones de gol en los minutos finales, pero al menos el Palencia Cristo Atlético murió en el área rival, sin conseguir rescatar un punto como sucediera siete días antes frente al Adarve en La Balastera.