González defiende el trabajo de la Junta en Sanidad

A. Benito
-
González defiende el trabajo de la Junta en Sanidad

El delegado asegura que el organismo regional está haciendo «todo lo posible» por resolver las deficiencias surgidas en los centros de salud de Aguilar, Guardo y Barruelo

Ante las acusaciones vertidas a lo largo de esta semana por las plataformas en defensa de la Sanidad de la zona Norte de la provincia y preguntado por algunos medios de comunicación, el delegado territorial ha asegurado que la Junta de CAstilla y León está haciendo «todo lo posible» por resolver los desajustes surgidos en los centros de salud de Aguilar de Campoo, Guardo y Barruelo de Santullán. 
«El problema es que no hay facultativos, aunque estamos intentando corregir esa deficiencia aplicando la admisión de médicos extracomunitarios, demandado al Ministerio aumentar en un 25 por ciento nuestra capacidad docente o prolongando la edad de jubilación. Aún así tenemos problemas, pero ni el delegado, ni el consejero mentimos», apunta Luis Domingo González. 
En este sentido, el delegado asegura que la intención es dotar de personal a la UVI móvil de Guardo, así como encontrar un pediatra para la localidad minera y también para Aguilar, donde la profesional acaba de quedarse de baja por maternidad. «Eso no quiere decir que los niños no esté atendidos. Hay que transmitir tranquilidad a las familias porque los médicos de cabecera están perfectamente capacitados para dar servicio a los menores y, al menos, una vez a la semana hay un pediatra para atender las revisiones periódicas», indica también González.
Precisamente, en la villa galletera, un grupo de madres y padres ha iniciado una recogida de firmas que se trasladarán posteriormente a la gerencia de Sanidad para exigir una solución a la falta de pediatra. «A ver si nos escuchan y nos solucionan el problema. Es por y para nuestro futuro», recoge el documento que se ha repartido por distintos comercios y establecimientos de hostelería de Aguilar.
Con respecto a la situación de Barruelo, el delegado ha vuelto a insistir en que «no se han suprimido las guardias médicas, sino que se han suspendido cuatro de siete días a la semana, ya que de viernes a domingo hay urgencias». González también reitera que se trata de una medida «temporal y razonable» teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra la Zona Básica de Salud de la que depende el ambulatorio barruelano. 
«Si en Aguilar había un médico que tenía que pasar consulta a 60 pacientes y en Barruelo había, de 3 de la tarde a 8 de la mañana, un médico que atendía, de media, a 2 pacientes, parece lógica la solución que se ha dado de habilitar una ambulancia para atender esas urgencias», asegura también el delegado. 
«Los dirigentes de la plataforma no tienen más interés que la Junta en que se recuperen las guardias. Podrán tener el mismo, pero nunca más. Nosotros no mentimos, otra cosa es que las previsiones se cumplan o no”, señala finalmente el representante de la administración autonómica.