Satse denuncia turnos ilegales en Hemodiálisis

DP
-

El sindicato de enfermería también ha denunciado la intención del nuevo gerente del complejo asistencial de reducir la plantilla de enfermeras del banco de sangre

Satse denuncia turnos ilegales en Hemodiálisis

El Sindicato de Enfermería Satse denunció a través de un comunicado que la dirección de Enfermería del Complejo Asistencial de Palencia supuestamente modifica, «de forma unilateral y sin informar a la junta de personal, las condiciones de trabajo de las enfermeras en el servicio de diálisis en contra de la normativa vigente.
Según el sindicato, la dirección de Enfermería, al parecer, quiere imponer desde hoy «unos calendarios de trabajo que son ilegales al no estar recogidos en la norma vigente con turnos de tarde de 11 horas de duración y noches de 2 horas y media, intentando ocultar esta modificación de las condiciones laborales a la junta de personal del complejo».
Satse sostiene que la intención de esta dirección es aplicar esta modificación, «solamente a aquellas enfermeras que no tienen asignado un puesto definitivo (como interinas, sustitutas o fijas sin destino) con la coacción de que si no aceptan estas condiciones las desplazarán a otra unidad».
Advierte de las consecuencias que ello podría tener sobre la seguridad y salud de los pacientes atendidos, ya que, según indican, «el propio servicio de salud considera a hemodiálisis como un servicio especial que requiere una experiencia mínima». En el servicio de hemodiálisis del caupa se instauró el tercer turno de diálisis para prestar servicio a más pacientes desde el pasado mes de marzo. Se amplió la atención a más pacientes con el mismo número de profesionales.

BANCO DE SANGRE. Asimismo, Satse también ha denunciado la intención del nuevo gerente del complejo asistencial de reducir la plantilla de enfermeras del banco de sangre, «anteponiendo el ahorro económico a la seguridad de los pacientes». Las transfusiones sanguíneas son un procedimiento habitual en el ámbito hospitalario, pero como cualquier procedimiento sanitario, conlleva unos riesgos que en el peor de los casos, puede suponer el fallecimiento del paciente. «Ahora, el nuevo gerente ha decidido que las enfermeras dejen de realizar las pruebas cruzadas en el laboratorio y que esta prueba las lleven a cabo los técnicos, que son trabajadores de la rama de formación profesional, cuya cualificación y retribuciones son menores.