Un DB5 con licencia para matar

Agencias-SPC
-

Aston Martin presenta una edición especial Superleggera 007 que recuerda su trayectoria cinéfila

Un DB5 con licencia para matar

El coche más reconocible de Aston Martin es el  DB5 y es así gracias a la industria del cine. Esta berlina, ya clásica, fue el primer vehículo del agente secreto James Bond. Ahora, la empresa de artículos de lujo Neiman Marcus ha presentado una acción conjunta con el fabricante y han creado el 007 Aston Martin. El modelo de coche utilizado es en DBS Superleggera. En sus diversas misiones, James Bond utilizó varios vehículos, muchos de ellos con elementos adicionales que le fueron de gran ayuda.
Todo comenzó a partir de los años de la Guerra Fría con el Sunbeam Alpine, para cambiar a un Bentley en Desde Rusia con Amor. Curiosamente, en las novelas de Ian Fleming, Bond conducía Bentleys, y no el vehículo por antonomasia de sus filmes, el famoso Aston Martin DB5 de 1964 que estrenaría en Goldfinger. Sean Connery volvería a llevar un Bentley en la extraoficial Nunca Digas Nunca Jamás.
En los años 70 se destacó el fabuloso Lotus Esprit, que se convertía en submarino de 1977. Como resultado de que Bond utilizara dicho coche, llegó a haber listas de espera de más de un año para adquirir uno. Y aunque en la segunda mitad de los 90 el agente volvió a conducir un Aston Martin, con GoldenEye abandonó la marca británica para pasarse a BMW. En los últimos filmes, al patrocinio de BMW le sucedió el de Ford, gracias al cual Bond nuevamente llevó los Aston Martin, marca en propiedad de la casa norteamericana. Así, 007 usó varios modelos de la factoría inglesa en Casino Royale. También fue utilizado en otras películas como Operación Trueno, El mañana nunca muere, Skyfall y Spectre.
Quien quiera, ya puede reservar una de las 25 unidades que se van a fabricar de esta edición  especial del clásico de 1964 por un precio aproximado de tres millones euros. El actor que interpreta en la actualidad al personaje, Daniel Craig, ha participado en el proyecto.