Una marcha más a las consultas y operaciones

Carlos H. Sanz
-

La caída en la ocupación hospitalaria en planta y UCI y en la detección de nuevos contagios por Covid-19 fuera de las residencias de mayores, permiten reactivar la actividad habitual del centro

Una marcha más a las consultas y operaciones

El Complejo Asistencial Universitario de Palencia (Caupa) se está preparando para sacar del ralentí su servicio de consultas externas y meter una marcha más tanto a la atención sanitaria como a la realización de operaciones quirúrgicas.
Dos son las circunstancias que van a mover a la dirección sanitaria del Caupa a inciar la transición de unos recursos sanitarios que han estado centrados casi exclusivamente en en el Covid-19: el descenso de la presión en la ocupación hospitalaria y la caída de nuevos casos de coronavirus.
Los datos ofrecidos ayer por la Junta de Castilla y León informaban de la existencia de 61 pacientes en planta y de otros19, los más críticos, en la unidad de cuidados intensivos. De esta forma, el porcentaje de ocupación sobre camas habilitadas actuales asciende al 66 por ciento, mientras que la ocupación en la UCI es del 71 por ciento.
Hace solo diez días, Diario Palentino informaba que el porcentaje de ocupación en la unidad de cuidados intensivos, con 32 camas habilitadas respecto a las 15 que había al principio, era el más alto de la región, ya que alcanza el 84 por ciento, con 27 pacientes ingresados. A la par, la situación en planta en el Caupa, registraba 306 camas ocupadas, 96 de ellas por pacientes con coronavirus, lo que cifraba el nivel de ocupación en solo el 58 por ciento. Cabe recordar que en estas estadísticas se incluyen la camas habilitadas en el centro de San Juan de Dios.
Aunque el nivel de ocupación de la UCI palentina sigue siendo el más elevado de la región, y el número de habitaciones ocupadas ha crecido, tanto los pacientes críticos  de Covid-19 como aquellos con síntomas más leves han descendido, lo que permite liberar recursos para otro tipo de enfermos. Muestra de ello es que los responsables del hospital se disponían ayer a dejar libre de pacientes de coronavirus la sexta planta del Río Carrión, que a partir de ahora se concentrarán entre la 11º y la 7º.
Ese es un motivo para reactivar las consultas externas -que nunca han parado aunque se han reducido a lo mínimo-, las pruebas médicas y las operaciones quirúrgicas. El otro es que cada vez llegan menos casos nuevos de Covid-19. La Junta de Castilla y León informó ayer de 777 contagios en la provincia y 63 fallecimientos. Son 24 casos nuevos respecto a la jornada anterior y 2 muertes más. Después de los 37 csos del martes y los 30 del domingo se puede dar la idea de que hay muchos nuevos contagios, pero desde la delegación territorial de la Junta de Castilla y León explican que se debe a la realización de test rápidos entre el personal y residentes de centros de mayores, principalmente. 
Si se observa la gráfica del porcentaje de incremento diario de pacientes a los que se les ha detectado síntomas compatibles con el Covid-19 en atención primaria, se observa que lleva en descenso varios días. De hecho, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, informó ayer de que entre las 11 zonas básicas de salud de Castilla y León que llevan más de siete sin aumentar los nuevos casos de contagiados están las de Cervera de Pisuerga, Paredes de Nava y Baltanás. 
Y es que el principal foco de la pandemia sigue estando en las residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas, donde se han registrado 144 muertes, 39 por Covid-19 y 35 con síntomas sospechosos de padecer la enfermedad. De las 4.203 personas que viven en ellos, hay 264 confirmados y 69 pueden estarlo a la espera de que se les haga una prueba. La residencia más azotada por la enfermedad es la de San Bernabé, en la capital, donde un grupo de familiares se está planteando constituirse en plataforma para denunciar los que consideran negligencias en la gestión.

 

Primi sale de la UCI (FOTONOTICIA)
Primi, un celador de 62 años de edad, es el primer sanitario contagiado de coronavirus que abandona la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Río Carrión de Palencia. El martes fue extubado y ayer pasó a planta donde seguirá recuperándose de la enfermedad. Una victoria del equipo sanitario del Caupa que se celebró por todo lo alto.