El concurso 'progre' que sigue triunfando

E.M.
-

El programa más visto de la historia de la televisión en España continúa cosechando éxitos, como el que ha recibidoValdespina en el concurso de 'Diario Palentino', tras un laborioso trabajo de caracterización y puesta en escena

El concurso ‘progre’ que sigue triunfando

En mayo de 1987, los rudimentarios medidores de audiencias televisivas lanzaron la noticia: Un, dos, tres había superado los veinte millones de espectadores mayores de 14 años y se convertía en el programa más visto en la historia de la televisión en España. Además de por los datos numéricos, este programa se convirtió en el concurso de concursos por otros motivos, en especial, por la capacidad de renovarse de la mano de su creador, Narciso Ibáñez Serrador. Chico, como se le conocía popularmente, falleció en junio de este año y este fue el motivo por el que los vecinos de Valdespina decidieron rendirle su propio homenaje a través del concurso Mi Pueblo es el Mejor, organizado por Diario Palentino, con la colaboración de Supermercados Gadis y Diputación, así como con el respaldo de La 8 Palencia. 
«Siempre estamos atentos a sucesos y acontecimientos que se producen a lo largo del año, porque muchos marcan nuestra historia. En este caso, la idea era recordar a las generaciones más pequeñas uno de los programas de televisión que marcaron la infancia de muchas personas», explica Emilio Díez, concejal de la localidad. Era una temática que tenían en mente desde hace varias ediciones, pero no se habían decidido a ponerla en marcha hasta que este año surgió la oportunidad.
Muchos de los que han dado vida a esta instantánea recuerdan cómo salían de clase los viernes y, tras jugar un rato por el pueblo, «la mayor ilusión era llegar a casa para ver el Un, dos, tres y luego estar todo el fin de semana comentándolo».
El concurso ‘progre’ que sigue triunfandoEl concurso ‘progre’ que sigue triunfandoPero antes de tomar la decisión definitiva, la temática se sometió a votación de los vecinos de Valdespina, que dieron el visto bueno a la propuesta y se pusieron manos a la obra para preparar el montaje de lo que luego sería una curiosa instantánea. Una vez más, todos fueron recibidos y las aportaciones de cada uno de los que quisieron compartir tiempo y dedicación, al final dieron sus frutos. Trajes de otras décadas guardados en baúles, tela de disfraces, corcho, goma espuma, manteles o purpurina, todo sirvió para elaborar trajes, el decorado o los complementos. A ello se sumaron los protagonistas de la foto que, cuando uno los mira, parece que han salido de los estudios de RTVE en los años 70.
papeles. Blanqui Tarrero, Mari Carmen Quirce y Lorena Carnerero cumplen a la perfección con su papel de Las Tacañonas. Su implicación en la puesta en escena es tal, que hasta parece escucharse como dicen:  «¡Campana y se acabó!».
Eva Díez copa el papel de Mayra Gómez Kemp, haciendo honor a la primera mujer en dirigir un programa de esas características, mientras que el papel del director de cine y realizador del programa de televisión es para Víctor Tarrero.
El concurso ‘progre’ que sigue triunfandoEl concurso ‘progre’ que sigue triunfandoJunto a ellos, las azafatas: Clara Guerra, Jimena Díez, Lucía Tejido y Sara Antolín, que reflejan la imagen de aquellas jóvenes con enormes gafas y perennes sonrisas; así como los concursantes: Julio Blanco y Carmen Caballero.
Detrás del objetivo de la cámara de Laura Quirce, autora de la fotografía ganadora del concurso, hay otros muchos nombres de personas que, de una u otra manera, han aportado su granito para hacer posible la instantánea. Así, la parte de maquillaje y caracterización le corresponde a Cristina de Cris Bell, la peluquería a Fátima González o la decoración de la calabaza Ruperta a Chari Guerra.
El montaje del escenario, la decoración y los enseres con los que dar vida al plató se montaron durante toda una jornada, para al día siguiente proceder a la caracterización de los personajes antes de ponerse delante de la cámara.
Con este nuevo reconocimiento, los vecinos de Valdespina sumarán dinero para una causa por la que están luchando desde hace años:  levantar la torre del pueblo que se cayó en 2012. «Siempre hemos creído en que todos juntos podemos conseguir lo que nos proponemos y así seguiremos haciéndolo», asegura Emilio Díez.
Una de las mejores cosas que tienen los vecinos de esta localidad es que no les importa el tiempo que se necesite para los preparativos, las horas que haya que pasar cosiendo o los recortes que se precisen para que el decorado sea lo más fiel a la realidad, como en el caso de los relojes del plató, el título del programa o los libros que acompañan a la fotografía. 
El 8 de abril de 1994 se emitió el último programa del Un, dos, tres, pero gracias a iniciativas como la de estos vecinos, el programa más visto en la historia de la televisión en España siempre permanecerá en la memoria.
La propuesta de Valdespina para el año que viene, puede que vuelva a sorprender al jurado. Hasta aquí puedo leer.

 

Pinche AQUÍ para ver el vídeo de los preparativos en nuestro perfil de Facebook.