Palencia en el British Museum

A. Benito
-

El Museo Británico liberó a finales de abril 1,9 millones de imágenes pertenecientes a su colección, entre ellas algunas correspondientes a obras de arte palentinas

Palencia en el British Museum

A finales de abril, el British Museum liberaba 1,9 millones de imágenes y las ponía a disposición del público en su página web. De esta forma, el Museo Británico, que cuenta con una de las mayores colecciones de arte de todo el mundo, abría una ventana a la historia y a la diversidad de diferentes civilizaciones de todo el planeta. 


Entre las obras que desde hace un par de meses se pueden contemplar a golpe de click, se encuentran algunas palentinas. Concretamente, un dibujo de Alonso Berruguete datado entre 1555 y 1561, y un grabado atribuido al mismo autor que podría haber sido realizado entre 1540 y 1560. 


El primero es, tal y como señala la descripción, «una Asunción de la Virgen en tinta marrón, realzado con blanco sobre tiza negra, en el que se puede observar una figura de pie sostenida por otras tres, con la cabeza hacia abajo y las manos en actitud de oración». El segundo, que acompaña este artículo, representa el entierro de Cristo, «con la Virgen en el centro, junto a María Magdalena, a la derecha, y otras cuatro figuras masculinas».


Al parecer, el Museo Británico lleva varios años trabajando en este proyecto, cuyo lanzamiento se adelantó aprovechando el confinamiento. De ahí que, por el momento, solo se haya digitalizado la mitad de la colección y algunas imágenes estén aún pendientes de subir, como las correspondientes a un objeto de la Edad del Bronce encontrado en Palencia y a un impreso en negro y sepia de Axel Herman Haig datado en 1895.


En estos casos, por tanto, hay que imaginarse ese «hacha bien recortada con los contornos inusualmente redondeados en comparación con los bordes más afilados de otras piezas similares» y «el interior de una gran catedral que muestra un altar a la izquierda y a una mujer arrodillada ante la pintura de la Visitación, colocada bajo un arco bajo, amplio y barroco, mientras un sacerdote abre una puerta a un par de monaguillos y unas pocas figuras caminan por un pasillo».


Las personas interesadas en explorar la colección pueden hacerlo a través de la web oficial del museo, que con esta iniciativa ha hecho públicas miles de nuevas fotografías. Una vez dentro, las imágenes se pueden buscar por categorías, temas, tipos, lugares o utilizando palabras clave, e incluso existe la opción de ponerse en contacto con el espacio museístico para solicitar las imágenes que aún no están disponibles en la web.


Cada obra de arte cuenta con una completa ficha en inglés que, además de incluir una descripción, contextualiza la pieza con información sobre el autor, el lugar de origen, la fecha, las dimensiones, la técnica o el material, entre otras cosas. En las obras más importantes también es posible hacer uso del zoom para ver los detalles más pequeños. 



Las más vistas