EL NACIONALISMO VISTO POR VÍCTIMAS DE ETA

ALBERTO ABASCAL
-

Juan José Mateos San José y Francisco Javier Sáenz, hijos del Cuerpo de la Guardia Civil, darán el viernes (20,30 h.) una conferencia en el salón principal del Casino

EL NACIONALISMO VISTO POR VÍCTIMAS DE ETA

“El nacionalismo mas moderado es dañino por que, en realidad, está esperando el momento para implantar su sectarismo, esa utopía de la autodeterminación, la independencia que sinceramente pienso que ni ellos, (me refiero a los políticos) la quieren. Supone la exclusión social utilizando el idioma, la cultura, tergiversando la historia a través de esos pactos de poder en los que ellos fueron decisivos para formar los diferentes gobiernos de España», apunta a Diario Palentino Juan José Mateos San José, veterano de los antiguos Grupos Antiterroristas Rurales (GAR) de la Guardia Civil y víctima del terrorismo.
Juan José Mateos San José y Francisco Javier Sáenz, dos víctimas de ETA, aportarán mañana viernes (20,30 horas) en el Casino de Palencia, a través de una conferencia titulada Análisis del nacionalismo en España, detalles totalmente documentados sobre este fenómeno político que está de plena actualidad en España. Hay que recordar que Juan José Mateos presentó en el mismo foro hace exactamente dos años sus libros Los verdugos voluntarios y Los verdugos Voluntarios II-El testimonio de los héroes (Editorial Editamas), lo que él denomina como binomio literario.
Juan José Mateos San José es un guardia civil que llegó a los GAR (Grupo Antiterrorista Rural que hoy se ha transformado en Grupo de Acción Rápida) en 1999, después de padecer un grave atentado tres años antes cuando fue sorprendido por la explosión de una bomba colocada por ETA en el aeropuerto de Reus.
Por lo demás, Mateos sintetiza que «de aquellas aguas estos lodos. Hoy, debido a varios factores y, sobre todo, a la gran labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, ese nacionalismo que se transformó en más radical y creó el terrorismo de ETA y su entorno, atentando, asesinando, mutilando, secuestrando, extorsionando, amenazando y creando un sistema de colaboradores letal, excluyendo a miles de personas y a la vez incluyéndolas en sus listas de la muerte por manifestarse en contra, llegando asesinar a sus propios verdugos, está acabado».
Para el autor de Los verdugos voluntarios y Los verdugos Voluntarios II-El testimonio de los héroes, «ese ganar terreno en determinados aspectos del día a día de los ciudadanos en estas comunidades autónomas que siempre fueron privilegiadas por muchos factores, que ni por asomo ni se puede ni se debe fundamentar en que España intento colonizarlas hace cientos de años la identidad de los vascos o la de los catalanes, como la del resto de Españoles, se ha forjado por la influencia de muchas culturas, desde aquellas tribus ancestrales hasta la actualidad».
«Hoy ese nacionalismo no quiere reconocer que la gran labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para derrotar a ETA y su entorno fue fundamental para que, sin la lacra del terrorismo y su entorno, se viva infinitamente mejor en la comunidad autónoma vasca-Euskadi. Tampoco quiere reconocer todas esas labores humanitarias a favor de vascos y catalanes, ni mencionar que los empresarios ya no tienen miedo por aquellas extorsiones, atentados, asesinatos por no pagar para que siguieran matando o que el turismo o las plazas hoteleras se hayan incrementado en cifras espectaculares a raíz de la derrota policial de los terroristas», apunta el veterano agente del GAR, quien subraya que  «tampoco quieren homenajear a determinadas víctimas asesinadas por cumplir con su obligación defendiendo a los ciudadanos».
«La sociedad debería valorar mucho más el trabajo realizado por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Ertzaintza para llegar a esta situación de paz», afirma. Precisamente, esta fue una de las principales aportaciones de Juan José Mateos San José (Ciudad Rodrigo, 1972) en su última comparecencia en mayo de 2017 en un abarrotado Casino de Palencia durante la presentación de su libro Los verdugos voluntarios. Mateos se dirigió a los presentes, en ocasiones con enorme emoción, desgranando la trayectoria sangrienta de la banda terrorista a través de los años. Juan José Mateos San José llegó al País Vasco a luchar contra ETA formando parte de la que, según señaló, es la única unidad especial policial existente en España creada y diseñada para combatir la amenaza terrorista como es el GAR. Y ahora recoge aquella experiencia a través de las publicaciones mencionadas que, en esencia, presentan una crónica terriblemente real de cómo era la vida policial bajo la amenaza de los terroristas y cómo era la lucha contra éstos. «Es una crónica sobre ETA, que siempre actuó como una organización mafiosa, desde su fundación», señaló el agente de la Benemérita.