Los trabajadores públicos critican la gestión de la 'Escuela Castilla'

diariopalentino.es
-
La concentración se llevó a cabo a las 14,15 horas en la calle Los Chalets de Palencia. - Foto: Óscar Navarro

La concentración de los 'Viernes de Negro' se llevó a cabo ante la sede de este espacio regional para solicitar mayor transparencia en el desarrollo de sus políticas

• Además, en Venta de Baños, trabajadores del taller de ‘Renfe’ se manifestaron en defensa del mantenimiento de un veintena de puestos en estas dependencias.

 

 
El movimiento Viernes de negro se manifestó al mediodía de ayer ante la Residencia Juvenil Escuela Castilla en una concentración rebautizada como Viernes Denuncia.
Según señalaron los portavoces de este movimiento compuesto mayoritariamente por trabajadores públicos, uno de los objetivos fundamentales es conseguir una Administración transparente y diáfana. 
Por ello, ayer pusieron en el punto de mira la gestión llevada a cabo por el Instituto Regional de la Juventud en la Escuela Castilla, que a su juicio «dista mucho en su proceder de la claridad que sería deseable. Así pues, hay que exigir que se dé cumplida contestación a las cuestiones que se plantean y se disponga lo necesario para que una instalación que, en su día fue modélica en su quehacer, vuelva a la senda del trabajo serio, limpio, responsable y eficaz que siempre la caracterizó», manifestaron.
 
Venta de Baños. Por otro lado, en la localidad de Venta de Baños, los trabajadores del Taller de Reparación de Vehículos y Componentes de material rodante de Renfe se concentraron durante media hora ante las instalaciones de la operadora ferroviaria.
Su intención era manifestar su protesta ante la posibilidad de que Renfe cierre las instalaciones de Venta de Baños. Una circunstancia que, según los sindicatos, se contempla en un estudio de la propia operadora y que acabaría con 18 puestos de trabajo directos y otros dos de subcontratas en la localidad ferroviaria «además de empleos indirectos en empresas de transporte que nos traen los componentes», manifestó Jesús Díez, del sector ferroviario de CCOO.
Por ahora no hay fecha para este traslado de las actividades del taller venteño a las nuevas instalaciones que Renfe está construyendo a las afueras de Valladolid, en un complejo ferroviario completamente nuevo. Por eso, los trabajadores tienen previsto concentrarse todos los viernes con la intención de que la operadora no lleve a cabo este traslado, «aunque no sabemos si finalmente nos llevarían a Valladolid».
Ayer, estuvieron acompañados en la concentración de media hora por representantes del PSOE y de IU en el Ayuntamiento de Venta de Baños.