A TORRE MARTE ROGANDO

E.M.
-
A TORRE MARTE ROGANDO

Cientos de romeros renuevan el voto de villa de Astudillo

Como una obligación por lo concedido. Parece que fuera ayer cuando los vecinos de los consejos de Astudillo y de Santoyo rogaron al Cristo de Torre Marte que frenara la sequía que se estaba viviendo en la zona y, para su sorpresa, la lluvia llegó a los campos de cultivo. Aquel acontecimiento tuvo lugar en 1692, pero la localidad sigue viviendo ese momento como algo muy cercano.
De ahí que vecinos de Astudillo y de toda su comarca se reunieran de nuevo este fin de semana para celebrar una romería y una misa en la ermita del Cristo y participan en el tradicional reparto del pan, queso y cebolla, que degustan en el entorno del templo. «Esa promesa que se instituyó entre el poder municipal y el eclesial sigue vigente y la respuesta de los romeros es impresionante», destacó el alcalde de la localidad, Luis Santos.
En la ermita, ubicada en un cerro situado a varios kilómetros de la localidad, se guarda la imagen del Santísimo Cristo de Torre Marte, que ayer recibió la visita de cientos de romeros, que fueron agasajados por el ayuntamiento con pan, cebolla y queso.
El buen tiempo fue el aliado perfecto para que familias enteras, grupos de amigos y vecinos de localidades próximas se dieran cita para rememorar este hecho y, además, compartir una jornada de convivencia. «La devoción que hay en el pueblo al Cristo de Torre es tremenda y es un orgullo que las nuevas generaciones sigan apoyando este tipo de celebraciones, pues son las que tienen que seguir transmitiendo lo nuestro», apuntó Luis Santos.
El regidor destacó que cada año haya más gente joven, «lo que significa que entienden que hay que respetar y conservar las tradiciones porque son la historia viva de los pueblos». La corporación repartió 2.400 raciones entre los romeros, muchos de los cuales aprovecharon para pasar el resto de la jornada en la zona.
Como viene siendo habitual, la fiesta también contó con la presencia de la asociación ecuestre San Matías, encargada de la organización de la tradicional feria del caballo,  con la presencia de jinetes de diversos puntos de la región y una demostración de herraje.
Además, durante el fin de semana se ha celebrado la VIII muestra de artesanía en la plaza Mayor, en la que se han dado cita numerosos artesanos con productos variados y que han hecho las delicias de pequeños y mayores.