Los mamógrafos de A. Ortega benefician a 11.000 palentinas

E.M.
-

En abril de 2018 llegó al Río Carrión un equipo, al que se sumó a finales de año otro en San Telmo, ambos con una tecnología que permite elevar un 20% el índice de detección de tumores

Los mamógrafos de A. Ortega benefician a 11.000 palentinas - Foto: Eva Garrido

Hace unas semanas, varios dirigentes de Podemos han criticado que Amancio Ortega haga donaciones a la sanidad pública en forma de equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer. Es más, han pedido que no se acepten.
Las donaciones del empresario gallego se pueden traducir en la provincia en números y las cifras no son nada desdeñables. Desde que llegaran al Complejo Asistencial Universitario de Palencia los aparatos sufragados por la Fundación Amancio Ortega se han beneficiado 10.930 mujeres. Poco más que decir.
El primero llegó al hospital Río Carrión en abril de 2018 y se convirtió en el primer mamógrafo digital de la sanidad pública en Palencia. Durante ese año se realizaron un total de 5.438 pruebas, a las que se suman las 1.812 llevadas a cabo en los cinco primeros meses de este año, según los datos facilitados a este rotativo por la administración regional.
Tal y como se señaló tras su puesta en marcha, este tipo de aparatos permite elevar el índice de detección de tumores hasta en un 20%, gracias a la tecnología que utiliza. Se trata de la tomosíntesis, que permite realizar mamografías en tres dimensiones frente a las dos dimensiones de los mamógrafos convencionales, además de hacer cortes de 1 milímetro. 
Desde la Junta se añade que, de esta forma, se discriminan mejor las lesiones del tejido glandular normal, siendo por ello fundamental en la detección precoz del cáncer de mama y permite reducir el número de exámenes adicionales. A finales del año pasado, el hospital San Telmo estrenó un nuevo mamógrafo merced a la citada donación. Gracias a su incorporación se han beneficiado 3.680 mujeres, que han sido sometidas a las oportunas pruebas a lo largo de 2019 con este aparato.
Este mamógrafo sustituyó al que se utilizaba en el programa de detección precoz de cáncer de mama implantado por el Sacyl en el Área de Salud de Palencia desde hace aproximadamente diez años, dirigido a la población femenina con edades comprendidas entre los 45 y 69 años. Durante ese tiempo se realizaron con el aparato de San Telmo más de 80.000 mamografías. 
Otras de las ventajas de estos aparatos es que están dotado también de tecnología esterotaxia, algo que hasta la incorporación de estos mamógrafos no existía en Palencia, lo que implicaba que estas pruebas debían derivarse a otros centros médicos del Sacyl. De esta manera, ahora se pueden realizar biopsias de lesiones que solo son visibles por mamografía, principalmente las microcalcificaciones.
De forma más técnica, tal y como explicaron en su día desde el servicio de Radiología del Complejo Hospitalario, con estos mamógrafos se pueden realizar BAV (Biopsias asistidas con vacío) y BAG (Biópsias de aguja gruesa) para posterior estudio anatomopatológico, algo que antes se hacía en centros de otras provincias.

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es