El talismán

Alberto Moreno
-

Desde que Felipe Dos Anjos llegó a Palencia, Chocolates Trapa sólo conoce el triunfo

El talismán - Foto: Á“scar Navarro

Casualidad o causalidad. Desde que Felipe Dos Anjos aterrizó en Palencia, Chocolates Trapa sólo conoce el triunfo. Y eso que se midió a tres gallos, el gran favorito Palma, el recién descendido Breogán y el colíder imbatido Orense.
¿Tres de tres para usted?
Tras la primera derrota ante Melilla han llegado las tres victorias consecutivas la dinámica está yendo muy bien y el feeling que tenemos entre nosotros es perfecto, no hay malos rollos.
Dicen que el dúo Larsen-Dos Anjos es el mejor de la liga.
Me alegra que se hagan estos comentarios.La verdad es que estoy aprendiendo mucho con él. Somos jugadores polivalentes, podemos hacer muchas cosas juntos, los dos al poste. Somos muy versátiles todos.
Dos Anjos, el deseado.
Noté nada más llegar que la gente tenía muchas ganas de que llegase. Sabía que me tenían cariño, pero no tanto. El primer partido gritando mi nombre... Estoy superfeliz, supercontento de estar aquí y de poder disfrutar de baloncesto. Llevo muy bien la adaptación.La primera semana ya tenía las jugadas del equipo, con los compañeros muy bien. Ya estoy adaptado de todo.
¿Cómo vivió este verano?
Muy movido. Desde que dejé Melilla y empecé a entrenar con el Real Madrid ya empezaron las cosas con las ofertas de equipos, que si Palencia, que si de otro. Ha sido un verano de locos. Dentro de lo que cabe lo llevé bien, pero fue un estrés mental. Tuve claro la decisión de irme de Madrid.Tengo que progresar, no puedo estar en un sitio parado.La decisión que tomé era para ir a más y venir a Palencia es un paso adelante.
Chocolates Trapa es uno de los favoritos. ¿Lo notan?
Bastante.Lo hemos visto en los últimos tres partidos. Lo creo en este equipo, podemos estar en el play-off y porqué no acabar primeros, nunca se sabe,  
¿Qué le está sorprendiendo del equipo?
Conocía a muchos. Me han sorprendido los exteriores. Travis, por ejemplo, tiene un tiro que es excelente,  no falla una aunque le pongas la mano a la cara.
¿Qué tal con Carles Marco?
Es encantador, yo confío mucho en él y él confía mucho en mí. En Oviedo, con él, fue mi mejor temporada, pese a pasar de júnior a LEB Oro.