La Olla Ferroviaria venteña reparte 750 raciones

DP
-

La edición estuvo aderezada con un mercado de alimentos y artesanía, la actuación del juglar Crispín D'Olot, el concierto de Los Pichas y la degustación de patatas con costillas y alubias con chorizo

La Olla Ferroviaria venteña reparte 750 raciones - Foto: Sara Muniosguren

Un día caluroso en el que, quizás, no sea un plato caliente lo que apetezca, pero degustar un guiso cocinado a fuego lento no tiene precio, como afirma un eslogan publicitario, o sí, 2,50 euros, que era lo que ayer había que abonar en Venta de Baños para meterse entre pecho y espalda una ración de patatas con costillas -propuesta uno- o de alubias blancas con chorizo y papada ibérica -la dos-, todo ello en el marco de una nueva edición de la Olla Ferroviaria, la séptima. Organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento con la colaboración de la Diputación y Palencia Turismo, cuenta entre bambalinas con la Organización Cultural, Gastronómica y Deportiva Atizadores Venteños. 
Su presidente, Fernando Carro, considera que la Olla Ferroviaria de Venta de Baños «va a más», y que si en el pasado explica que se repartieron 600 raciones, en esta séptima edición se llegó a las 750. 
A las 7 horas ya estaban los integrantes del colectivo enfrascados en los preparativos, y a las 7,30 las ollas estaban en marcha, y es que a las 14 estaba programado el reparto, que con puntualidad cercana a la inglesa se inició. Los asistentes fueron entregando el tíquet y a cambio recibieron lo cocinado a lo largo la mañana junto a la bebida (agua o vino) y pan.
Esta séptima Olla Ferroviaria va acompañada de actividades, en un escenario configurado por la plaza del Sol y alrededores, donde el ambiente que se respiraba no dejaba duda alguna de que vecinos y visitantes disfrutaban del aderezo y la espléndida mañana que regaló este primer domingo del mes de octubre. Además del corazón de la cita, que no es otro que la degustación de un guiso, se pudo visitar el mercado de alimentos y artesanía, cuya inauguración estuvo animada por la música tradicional merced a a los dulzaineros. 
La concurrencia también pudo disfrutar de la actuación del juglar Crispín D’Olot, con su espectáculo cómicos de la legua, así como del concierto de Los Pichas. 
Señalar, por último, que para el buen desarrollo de esta séptima edición de la Olla Ferroviaria se contó con la implicación en la venta de los tíquets de los bares Ideal, La Terraza, Español y Vaya Lío.