Los bomberos recuperan un enjambre de abejas

ALBERTO ABASCAL
-

Necesitaron una autoescala y material de protección para acceder hasta el lugar donde se apostaban miles de insectos, en la fachada de un bloque de viviendas en la calle Managua

Los bomberos recuperan un enjambre de abejas - Foto: Óscar Navarro

Los profesionales del parque municipal de bomberos pudieron recuperar ayer un enjambre de abejas que se encontraba localizado a gran altura en la fachada del número 26 de la calle Managua, ubicada en el barrio de Pan y Guindas de la capital, según informaron a este periódico fuentes del propio parque municipal.
La actuación se produjo en la mañana de ayer después de que los bomberos fueran avisados de la presencia de un enjambre de abejas apostado en una fachada. Profesionales del parque acudieron hasta el lugar para proceder, apoyados con una autoescala y trajes especiales -propios de los apicultores- a recuperar un enjambre de un insecto que no se encuentra en su mejor momento y que es vital para la polinización de los campos.
Después de un trabajo concienzudo los bomberos pudieron asentar el enjambre con un procedimiento meticuloso y escasamente invasivo para las abejas, a fin de que se puedan recupera en un punto de la provincia en el que es necesario su presencia con el apoyo de las asociaciones de apicultores. Hay que recordar que los enjambres están confeccionados habitualmente entre 5.000 y 10.000 abejas. De hecho, vecinos del barrio de Pan y Guindas pudieron presenciar in situ ayer el revoloteo que provocaron las abejas.

mucha flor. «Ya tenemos experiencia en estos menesteres y, por ello, contamos con el material apropiado para acudir hasta donde se encuentran este tipo de enjambres que se ubican dentro de la ciudad», explicaban a este periódico desde el parque municipal.
Los bomberos indicaron a este rotativo que se prevé que a lo largo de esta primavera aparezca un buen número de enjambres, «dado que se espera la proliferación de mucha flor».
Por lo demás, el enjambre de abejas localizado ayer en la calle Managua es natural y bien surtido y en nada se parece a los de avispa asiática, una especie de la familia de los véspidos originaria del sudeste asiático. Esta avispa, al igual que otras de su género, se alimenta de insectos y otros invertebrados, incluida la abeja común.