Gestos que valen por un día más

Carlos H. Sanz
-

Con sus sirenas y aplausos, los cuerpos y fuerzas de seguridad rompen la monotonía de la cuarentena y llevan alegría y reconocimiento al son de sus sirenas

Gestos que valen por un día más - Foto: Óscar Navarro

Después de batallar durante todo el día contra el coronavirus, bien con los pacientes, bien asegurándose de que los ciudadanos solo salen a la calle con un motivo justificado para que la cuarentena no se resquebraje y todos nos tengamos que quedar 15 días más en casa, resulta extraordinario que aún saquen tiempo para llevar una sonrisa a la cara de muchos palentinos.
Así lo hizo ayer la Policía Local, con su ya famosa patrulla Bambi, que acudió a felicitar a, ni más ni menos, que 11 niños por toda la ciudad, después del éxito que la iniciativa, recogida por este periódico, ha tenido entre los palentinos. El encargado de coordinar estos homenajes, el agente Félix Herrero, reconoce que están desbordados por las peticiones.
«Vamos a intentar llegar a todos de aquí al próximo día 12, que será el último día que hagamos este tipo de felicitaciones. No queremos dejar a nadie fuera y sabemos que todos los niños y niñas se los merecen, pero no podemos llegar a todos», comenta este policía. 
Ayer, además, tuvieron otro gesto que les honra. La patrulla se acercó hasta el hogar de acogida de menores de protección a la infancia que gestiona Mensajeros de la Capital en la ciudad para apoyar a la más de una decena de menores de 0 a 14 años que residen en él.
Hay que tener en cuenta que con la entrada en vigor de alerta sanitaria, los menores permanecen confinados en este centro y no han podido mantener contacto físico con sus familiares, aunque sí a través del teléfono.
«Hemos querido hacer un homenaje a estos campeones y al equipo educativo del centro -11 en total- y felicitarles en personas por su comportamiento ejemplar. En los próximos días les enviaremos un diploma a cada uno de ellos por lo bien que lo están haciendo durante estos días», explica Félix Herrero, que tras el homenaje recogió los dibujos que estos pequeños realizaron para los policías. «Los vamos a poner en la Comisaría», añadió el agente.
Y no solo los niños recibieron ayer la visita de los agentes de la patrulla Bambi, ya que también quisieron acercarse hasta el Paseo del Otro de la ciudad para dar un cálido aplauso al padre de un compañero en «una muestra de ánimo y cariño de todo el cuerpo». 
Otro bonito gesto lo tuvieron los conductores de Ambuibérica, que acudieron a la Comisaría de la Policía Nacional a aplaudir a los agentes. El motivo, además de la labor que realizan cada día, fue el de solidarizarse con ellos tras el fallecimiento de un oficial de la Policía Nacional destinado en el aeropuerto Girona-Costa Brava debido al coronavirus, la primera víctima mortal entre los miembros en activo de este cuerpo de seguridad causada por la pandemia.
«Venimos para rendirles honores por el trabajo que hacen cada día, y a respaldarles en este momento duro para ellos», explicó Santiago Nestar, uno de los conductores de las diez ambulancias que fueron hasta la comisaría de la avenida de Simón Nieto. Acontinuación, fueron a la Comandancia de la Guardia Civil, en la avenida de Cuba para reconocer con sus aplausos también el trabajo de la Benemérita.
quesos desde hornillos. El lado bueno de la crisis sanitaria por el Covid-19 es que está despertando la solidaridad de la gente. Otro ejemplo que se conoció ayer fue el de Julio Calvo Caminero, responsable de la empresa Queso Castillo de Hornillos, quien ha donado todo el queso que tenía en su quiosco de la plaza de abastos a Cruz Roja. Unos 258 kilos de oveja y mezcla, así como tarros de pinchos de queso con jamón, cecina y anchoa, que irán a la gente más necesitada. Un detalle que seguro que le agradecerán.