Tráfico instó a 45 mayores desde 2015 a que no condujeran

ALBERTO ABASCAL
-

La Jefatura Provincial ha iniciado en los últimos cinco años 85 procedimientos de retirada de carnés por la pérdida de aptitudes psicofísicas de sus titulares

Tráfico instó a 45 mayores desde 2015 a que no condujeran - Foto: Carl Smith

Recientemente un tren Alvia que cubría la línea Alicante-Santander arrolló a un turismo que se encontraba detenido en la vía, en un paso a nivel próximo a la estación de El Caballo, en el municipio de Espinosa de Villagonzalo. En el momento del impacto (el tren golpeó en un lateral y sacó al coche fuera del trazado férreo), el conductor del vehículo, un hombre de 83 años, se encontraba en su interior, aunque salió ileso del incidente.
En paralelo, según confirmaron desde el Centro de Emergencias 112, solo hubo que lamentar daños materiales en la máquina del convoy y en el coche, puesto que tampoco hubo herido alguno entre los 124 pasajeros del tren, quienes fueron trasladados a Valladolid en varios autobuses. Al parecer, el anciano, por los nervios, no pudo salir de la zona del paso nivel y ni siquiera vio la señalización. Por todo ello, Tráfico instará, probablemente, un expediente para retirarle el permiso de conducir.
Según los datos aportados a este periódico, desde 2015 hasta la actualidad, la Jefatura Provincial de Tráfico ha iniciado un total de 85 procedimientos de pérdida de vigencia de permisos de conducción por la pérdida de aptitudes psicofísicas de sus titulares.
Concretamente, de estos 85 procedimientos, 45 de ellos estuvieron referidos a conductores con edades superiores a los 75 años de edad. Así las cosas, en 2015 se iniciaron 11 expedientes (ocho le fueron iniciados a mayores de 75 años); en 2016 se iniciaron 18 expedientes (11 a mayores de 75 años), en 2017 se tramitaron 10 expedientes (siete a mayores de 75), en 2018 se registraron 19 procedimientos (8 a mayores de 75) y durante 2019 se han contabilizado 27 expedientes (11 a mayores de 75 años).

señales o indicios. En la inmensa mayoría de los casos, estos asuntos han sido incoados por la Jefatura de Tráfico a partir de informes elaborados por la Guardia Civil y por las Policías Locales de Palencia y de Aguilar de Campoo, referidos en todo momento a conductores que, tras provocar accidentes o incidentes en las vías públicas, mostraron señales o indicios a dichos agentes de la autoridad de que sus aptitudes psicofísicas no eran ya las necesarias para poder conducir con seguridad.
Según los datos aportados a este periódico, más de la mitad de los procedimientos abiertos han estado protagonizados por conductores de edades avanzadas que tras provocar un accidente, o incluso tras circular por una autovía en sentido contrario al debido, han evidenciado ante los guardias civiles o policías locales deficiencias en sus facultades psicofísicas.
No obstante, también se han registrado procedimientos referidos a conductores de edades intermedias o incluso jóvenes con problemas graves de salud física o, incluso mental. En alguna ocasión, estos procedimientos se han incoado a petición de los propios hijos de los conductores mayores que se encontraban muy preocupados por la negativa de los mismos a dejar de conducir a pesar de su evidente pérdida de facultades.
La Jefatura Provincial de Tráfico ha tenido, al menos, dos casos de otros tantos conductores muy mayores que tras retirarles el permiso de conducir volvieron a conducir, ya sin permiso, y provocaron nuevos accidentes de circulación. Finalmente tuvieron que ser denunciados ante la Fiscalía por el delito de desobediencia a la autoridad.
El procedimiento de pérdida de vigencia del permiso de conducción por pérdida de aptitudes psicofísicas de su titular está regulado en la Ley de Tráfico y en el Reglamento General de Conductores.

VIGENCIA DE UN PERMISO. La vigencia de un permiso de conducción está subordinada, entre otros condicionantes, a que su titular conserve los requisitos exigidos para su otorgamiento. Por tanto, si durante la vigencia de un permiso de conducción su titular pierde las facultades psicofísicas exigidas para la obtención de dicho permiso, las Jefaturas Provinciales de Tráfico pueden declarar su pérdida de vigencia tras tramitar el procedimiento legalmente previsto.
El procedimiento para declarar este tipo de pérdidas de vigencia es el siguiente: Cuando una Jefatura de Tráfico tiene conocimiento documentado de que un conductor determinado ha podido perder sus aptitudes psicofísicas le notifica dicha circunstancia de forma motivada y le ofrece un plazo de 15 días para alegar todo lo que desee en su defensa.
Si la Jefatura de Tráfico aprecia que ese conductor puede generar un grave peligro para la seguridad del tráfico, la misma Jefatura le comunicará en la misma notificación la suspensión cautelar del permiso de conducción y el deber de entregar su permiso de conducción original de inmediato al agente de la autoridad que le ha notificado la resolución de la alta instancia de la circulación vial en la provincia.
En la misma notificación, la Jefatura de Tráfico le ofrecerá unos plazos legales para que el conductor pueda acreditar sus aptitudes psicofísicas mediante la superación de un examen médico y, en su caso, también de una prueba de circulación con un vehículo de autoescuela y con un examinador de la propia Jefatura.

RECUPERAR EL CARNÉ. Si estos conductores no superan las pruebas indicadas, no podrán volver a conducir. Si las superan, recuperarán su permiso.
Los permisos de conducción de la clase A (motos) y B ( turismos) se prorrogan por plazos de 10 años mientras sus titulares son menores de 65 años de edad. A partir de esa edad los citados permisos se prorrogan por plazos de 5 años. Los permisos de camión y autobús tienen unos plazos de vigencia más reducidos. No obstante, los centros de reconocimiento médico pueden reducir dichos plazos de vigencia a aquellos conductores que sufran alguna deficiencia en sus aptitudes psicofísicas.
En conclusión, los conductores de turismos mayores de 65 años de edad obtienen las renovaciones de sus permisos de conducción por plazos de cinco años salvo que los centros médicos detecten alguna enfermedad o deficiencia psicofísica que justifique una reducción de dicho plazo.
Hay que recordar que según los últimos datos en la provincia de  Palencia hay unos 102.000 personas con uno o varios permisos de conducir, de los que casi un 20% del total tiene más de 65 años. Asimismo, un 7,5% ha cumplido ya los 75 años. Y es que a más edad, más posibilidad de que Tráfico aplique una restricción.