scorecardresearch

Igea: "La política sanitaria es una vergüenza nacional"

SPC
-

El vicepresidente de la Junta lamenta "la auténtica basura" de mentir y explotar la situación

Igea: "La política sanitaria es una vergüenza nacional" - Foto: mir_ical

“Es una puñetera vergüenza nacional cómo se hace la política sanitaria aquí, en España y fuera de España”. “Así hacemos política, mintiendo y explotando la situación”. Así de tajante se pronunció el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la sesión plenaria de hoy, en contestación a la procuradora de Podemos, Laura Domínguez, que le pidió una valoración de las gestión de los profesionales de Sacyl a lo largo de los dos primeros años de legislatura. “Razonablemente bueno” por el “impagable esfuerzo de nuestros profesionales”.

Domínguez, quien se mostró sorprendida por que interviniera el “consejero de todo, que puede contestar de todo”, en lugar de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, denunció el nivel de “autocomplacencia” y la “nula autocrítica” que han hecho hasta “bueno” al “ínclito señor ¨Sáez Aguado”, el anterior consejero del ramo.

La procuradora lamentó la falta de negociación, el “despotismo hacia los sindicatos” del actual equipo, así como el “cortijo de Cs” en que se ha convertido, donde “deciden, ejecutan y no escuchan a nadie”, lo que va a implicar “el desmantelamiento de la sanidad” con el Plan Aliste que “va a acabar con todo”, los primeros con los profesionales, como ha ocurrido con los equipos de vacunación, que han logrado que Castilla y León sea de las primeras en llegar al 70 por ciento de la inmunidad, “en base a explotar sin vergüenza al personal sanitario”.

“La política sanitaria española es una auténtica basura”, le contestó Igea, quien también reprochó a la procuradora socialista Nuria Rubio, por una alusión en una pregunta anterior, que diga de él que no le importa la vida de la gente, cuando lleva 28 años de su vida dedicado a ello como médico.

“Así hacemos política, mintiendo y explotando la situación”, añadió, para explicar que los números hablan de reuniones, acuerdos, ofertas plazas MIR y concursos de traslados, más que nunca, en un contexto de pandemia en el que los profesionales han sufrido más que nadie.