scorecardresearch

Alegan contra la rebaja de protección del arbolado

DP
-

La Plataforma en defensa del arbolado de Palencia considera que los cambios en los artículos 154 y 185 del Plan General de Ordenación Urbana «da vía libre para actuar en la ribera del río de forma impune»

Alegan contra la rebaja de protección del arbolado - Foto: Sara Muniosguren

La Plataforma en defensa del arbolado de Palencia ha presentado alegaciones en contra de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que, en su opinión, «afectará al arbolado de toda la ciudad». «De no paralizarse el proceso de modificación, el equipo de Gobierno tendrá vía libre para talar en el río Carrión o donde lo considere, estando la tala solo sujeta a las consideraciones políticas y no a una causa de fuerza mayor imponderable, tal como marca hasta ahora el artículo 154 del Plan General de Ordenación Urbana», aseveran.

Además, desde la plataforma aseguran que los cambios en el planeamiento dan «vía libre para actuar en la ribera del río de forma impune, sustituyendo especies extranjeras por otras autóctonas, que es la baza del equipo de Gobierno encabezado por los concejales de Urbanismo y de Medio Ambiente y por el responsable de la estrategia Edusi y teniente de alcalde», comentan en referencia a Luis Fernández, Juan Antonio Marcos y Alfonso Polanco.

Cabe recordar que el pasado mes de junio, el pleno del Ayuntamiento aprobó con el voto en contra de Ganemos y la abstención del PSOE una modificación puntual del PGOU que ofrece novedades importantes para el desarrollo urbanístico de la ciudad en cuanto a que rebaja la protección del arbolado, entre otros asuntos.

La nueva redacción de los artículos 154 y 185, dos que afectan a la gestión del arbolado en la vía pública, se produce tras las quejas de determinados grupos ciudadanos suscitadas en los últimos meses por la pretendida tala de árboles en el parque de los Jardinillos o por la limpieza realizada en la ribera del río Carrión. Quejas que recibieron el espaldarazo del juzgado en cuanto al parque capitalino, cuando el juzgado falló contra la tala de 73 árboles de Los Jardinillos, precisamente por incumplir la exigencia marcada en el PGOU de que únicamente se pueden eliminar árboles «por causa de fuerza mayor imponderable».

El Consistorio ha reescrito el artículo 154 para especificar que «cuando sea necesario eliminar algunos ejemplares por causa justificada, se realizará sobre los ejemplares de menor valor, en función de su edad, porte y estado fitosanitario». Y, de paso, también modifica el artículo 185, que dicta que en los ecosistemas de ribera, «se prohíbe toda destrucción o modificación de la vegetación arbórea, arbustiva, de matorral o herbácea de las orillas o márgenes de los cursos de agua» para añadir la coletilla de «siempre que se trate de vegetación propia de estos ecosistemas de ribera», y se especifica que «se admite la modificación o sustitución de las especies arbóreas existentes que no formen parte del propio ecosistema de ribera».

Para la plataforma, la reforma del artículo 185 del PGOU es todavía «más preocupante» ya que ahora mismo «la norma es taxativa en la protección de los ecosistemas fluviales y bosques de ribera». En cambio, la reforma que se pretende de este artículo amenaza, según este colectivo ciudadano, los chopos y álamos, «cuando la propia CHD, en su Guía de las plantas de los ríos y riberas de la cuenca del Duero, los considera como parte inseparable de la flora de los bosques de ribera de los ríos de la cuenca».

«Los supuestos beneficios que supone la sustitución de especies extranjeras es infinitamente inferior a los desastres ecológicos que induce. Arbolado que deja de sujetar las márgenes del río, raíces que dejan de filtrar las partículas contaminantes al agua, pérdida de estabilidad de los pies no apeados, desaparición de zonas de refugio de la fauna piscícola, la alteración de la conectividad longitudinal, etc. Una situación indeseable que, además, se prolongará durante al menos una década, hasta que las especies introducidas alcancen la madurez», argumenta este colectivo ciudadano.

El martes terminó el plazo para la presentación de alegaciones, pero la Plataforma en defensa del arbolado pide al equipo de Gobierno que elabore un plan del arbolado donde sí se definan qué especies de árboles hay en Palencia, su estado y la conveniencia de su mantenimiento, tan obvia en muchos parques y zonas de la ciudad.