scorecardresearch

Un plan diseñará todas las actuaciones en zonas verdes

Carlos H. Sanz
-

El Consistorio busca tener una guía para conectar espacios naturales y mejorar el estado ecológico de la ciudad

Un plan diseñará todas las actuaciones en zonas verdes

El Ayuntamiento se ha puesto manos a la obra para contar con una herramienta que le permita disponer de una completa información sobre la red de espacios verdes naturales y seminaturales, ecosistemas acuáticos y otros elementos ambientales de la ciudad; y, con estos datos como base, marcar las estrategias y establecer las directrices para la planificación de propuestas de actuación de la infraestructura verde existente.

Esa herramienta tiene ya nombre, Plan de Infraestructura Verde de la Ciudad de Palencia, y en estos momentos el Ayuntamiento está buscando a una empresa que la redacte ante la imposibilidad de hacerlo con medios propios. Concretamente, el Consistorio ofrece 36.873,83 euros a quien lo quiera llevar a cabo.

La tarea no es pequeña. La empresa tiene seis meses para redactar un documento en el que se recoja un análisis del territorio del municipio, un diagnóstico y evaluación de la situación actual del desarrollo urbano de la ciudad, directrices sobre cuestiones como sostenibilidad, protección, participación, etc. y, lo más importante, las propuestas de las actuaciones necesarias, con un baremo de prioridades para que se puedan ir ejecutando por fases durante un período de 10 años.

Los objetivos. El objetivo general de este plan es, según lo define el propio Ayuntamiento, «dar impulso al desarrollo urbano sostenible desde una perspectiva de naturalización de los espacios urbanos, del uso sostenible de la tierra y la adaptación de soluciones basadas en la naturaleza». 

Este, a su vez, se concreta en «ocho objetivos operativos». El primero es «potenciar la biodiversidad en la ciudad, incrementando la conectividad entre los espacios verdes urbanos y periurbanos, los espacios naturales de carácter forestal y los espacios fluviales y acuáticos». Es uno de los más importantes porque permitirá, por fin, «conectar e interrelacionar espacios naturales como el monte El Viejo, los cerros del Otero y San Juanillo, parques, jardines, arbolado...».

El segundo es «mejorar el estado ecológico general de la ciudad (...) disminuyendo el consumo de recursos naturales»; y el tercero, «crear ambientes que favorezcan la salud, el bienestar colectivo, la habitabilidad y la seguridad en la ciudad».

Sensibilizar sobre la relación naturaleza-biodiversidad y sociedad, convertir el entorno de Palencia en un recurso turístico, contribuir al desarrollo económico a través del «empleo verde» y el concepto de «agricultura urbana»; y estudiar y definir estrategias de intervención tanto en espacios y edificios públicos como privados son otros objetivos de un documento que, en octavo y último lugar, deberá «detallar las modificaciones del PGOU necesarias para llevarlo a cabo».

Propuestas de actuación. Estos objetivos se deben implementar en más de una treintena de propuestas de actuación para la próxima década. Estas van desde modificaciones del planeamiento y las ordenanzas que permitan integrar documentos como el plan de movilidad, el de los cerros del Cristo y San Juanillo o el de Riberas, hasta medidas más concretas como la creación de una red de corredores ecológicos, la implementación de soluciones naturales como los sumideros de carbono urbano, la mejora de los huertos urbanos, el uso de compost generado en el municipio como fertilizantes en parques y jardines urbanos o el trazado de sendas urbanas, vías verdes e itinerarios ecológicos de uso público. 

También se hace referencia a la necesidad de mejorar la conexión entre los parques urbanos existentes y previstos «para la creación de un verdadero sistema de parques» con el río Carrión como «espina dorsal y conector principal con el Canal de Castilla»; o a la «aplicación de nuevos criterios ecológicos innovadores en el diseño y la gestión de las zonas verdes», el uso de «pavimentos filtrantes o barreras verdes contra el ruido» o la «mejora de las zonas degradadas de espacios vacantes de suelo urbano».

Calendario. Aunque la empresa que finalmente se haga con este contrato dispondrá de seis meses para redactar el plan, el Ayuntamiento marca una serie de etapas intermedias que deberá cumplir. Así, a los tres meses de la firma del contrato, deberá entregar un documento de avance que desarrolle el análisis y diagnóstico de la situación de la existente infraestructura verde para definir propuestas generales de acción a desarrollar. Este avance se presentará a la sociedad y las administraciones.

En un plazo de dos meses, deberá presentar el documento inicial que se expondrá al público y se solicitarán los informes de las administraciones competentes. Y, una vez analizadas, a lo largo del mes siguiente, se entregará al Ayuntamiento el documento definitivo. 

En él, por cierto, se incluirá una estimación de presupuesto de inversión en un escenario con un presupuesto de 5.000.000 euros y un plazo máximo de tres años y susceptible de acogerse a fondos europeos; y un segundo escenario, también con un presupuesto de cinco millones, pero con un plazo para su desarrollo más dilatado en el tiempo.