La desaparición de un gato salta a la Audiencia

ALBERTO ABASCAL
-

La propietaria del felino acusó a una familia por apropiación indebida pero su denuncia fue desestimada

La desaparición de un gato salta a la Audiencia - Foto: Jesús J. Matías

«Ya sé que es un gato, pero yo lo quiero y por ello deseo recuperarlo. Me están haciendo mucho daño». Así concluye la denuncia formulada por una ciudadana de una localidad de la provincia contra unos vecinos -una familia en concreto-, a los que acusó de un supuesto delito de apropiación indebida del felino de su propiedad, una denuncia que derivó en unas diligencias previas que inicialmente fueron archivadas por el juzgado de instrucción de Carrión de los Condes a través de un auto y que han tenido que resolverse definitivamente, y en el mismo sentido, por la mismísima Audiencia Provincial ante el recurso planteado por la dueña del minino.
La denuncia, de puño y letra de la mujer, fue interpuesta el 23 de septiembre de 2017. En la misma narra como su «gatito» se ausentó de su casa a través del tejado y fue recogido posteriormente, ya en la calle, por una chica. Como sabía que era de su propiedad, la joven acudió hasta su domicilio para entregárselo (ella misma lo reconoce), pero no encontró a la propietaria y, al parecer, ya no volvió a intentarlo. 
A partir de aquí, se desencadenaron todos los acontecimientos, teniendo como protagonista al pequeño gato, sin que hasta a fecha de hoy no se haya aclarado su paradero. 
El caso es que la propietaria del gato, en su denuncia, relata que ella se enteró de que el animal había sido recogido por la joven tres o cuatro días después y cuando trató de averiguar su destino la indicaron que estaba en Palencia al cuidado de su padre. 

«Todo tipo de cortapisas». «Me pusieron todo tipo de cortapisas para que me olvidara de él», se lamenta la denunciante, quien llegó a afirmar que se enteró por la madre de la chica que supuestamente, «estaba en una casa rural de Villarmenteros. Me estaba volviendo loca buscándole».
Con todo, el juzgado de Carrión de los Condes decidió el 29 de junio de este año archivar las actuaciones  al no quedar suficientemente acreditados los hechos delictivos objeto de la investigación. Y así lo entiende también la Audiencia Provincial después de que la propietaria del gato interpusiese el correspondiente recurso de apelación.
La Audiencia, en el auto al que ha tenido acceso Diario Palentino, sostiene que «no cabe atribuir responsabilidad penal a los denunciados toda vez que no es deducible en su actuar el ánimo de lucro». «Es cierto que existen versiones contradictorias acerca de si la persona que halló el gato en la calle o sus padres tuvieron la posibilidad de conocer el origen del animal, pero no son suficientes para enervar la presunción de inocencia, especialmente cuando existe una apariencia de corrección en la forma de conducirse los denunciados en relación con las circunstancias de la tenencia del animal y su entrega a un tercero», añade.
Finalmente, los magistrados de la Audiencia declararon de oficio las costas generadas.