'Yo soy tú': el círculo de la vida de los pueblos

Carlos H. Sanz
-

El artista Óscar Aragón Tejido ultima estos días una impresionante escultura de tres metros de altura realizada con la novedosa técnica de impresión 3D y que se instalará en lo alto del Ayuntamiento de Husillos a principios de mayo

‘Yo soy tú’: el círculo de la vida de los pueblos - Foto: Sara Muniosguren

Husillos estrenará a primeros de mayo una escultura que no se parecerá a ninguna de las que existen en la provincia. Ni por su tamaño -tendrá tres metros de altura- ni por la técnica empleada -impresión en 3D- ni por dónde lucirá, ya que se instalará en lo alto de la casa consistorial.
Un proyecto en el que Óscar Aragón Tejido, Premio Nacional de Escultura Victorio Macho de Palencia y uno de los artistas más reconocidos de la provincia, lleva trabajando desde hace un año y que está a punto de ver la luz.
Yo soy tú -así se titula la obra- representa a un abuelo con su nieta, una escultura que se ha construido pieza a pieza gracias a una impresora en tres dimensiones, una tecnología ya asentada, pero que no se había utilizado para una escultura tan grande, al menos en Palencia.
«Toda la escultura fue modelada con un programa en 3D y se ha imprimido y montado pieza a pieza, unas 190 en total, con un grosor de un centímetro aproximadamente. Alcanza los tres metros de altura y pesa unos 180 kilos, ya que un armazón interior de acero hace las veces de esqueleto. Llevará un acabado en resina que dará uniformidad a toda la pieza y un endurecedor que asegurará la durabilidad en el exterior», describe el artista.
Pero más allá del despliegue técnico que ha supuesto realizar la obra, más incluso que sus tres metros de altura, lo que más llamará la atención será su ubicación, ya que se colocará en lo alto del Ayuntamiento, en el tejado, justo encima del reloj.
Óscar Aragón explica que fue el Ayuntamiento de Husillos el que le propuso hacer una escultura. «La idea era vestir la nueva zona ajardinada junto al Ayuntamiento con un pedestal y una escultura en bronce o piedra, sobre un tema libre pero que estuviese relacionado con el pueblo», rememora.
«Eso era un factor importante, porque yo para el pueblo no veía una obra abstracta o de formas geométricas, -un formato que ya había explorado en la escultura de 150x150x150 situada en la glorieta que une la calle Isaac Peral y Ortega y Gasset de la capital palentina- ni una obra de arte conceptual».
«Quería darle otro sentido, y es que mis abuelos son de Husillos y me apetecía que la escultura fuese clara, que nada más verla se supiese lo que era y que calase dentro de las personas que la mirasen», añade Aragón.
Fruto de esa reflexión nació Yo soy tú. «Cuando presenté los bocetos del proyecto y les dije que iba a ir en el tejado del Ayuntamiento, se quedaron atónitos... No decían que no, pero yo veía que no acababan de entender la propuesta, no les encajaba», explica el artista.
La Casa Consistorial de Husillos no es, arquitectónicamente hablando, ningún referente, pero da la casualidad de que su diseño funciona como una peana y que, además, está frente a la iglesia de Santa María. «Es como un balcón recto que estaba a la espera de que la escultura se colocase allí, así que les expliqué qué había detrás de mi idea», relata Óscar Aragón.
«Es el círculo de la vida en los pueblos. El abuelo representa a todo el pueblo, el ahora, y la nieta su futuro. El abuelo -con una flor en su solapa que simboliza a la madre- enseña desde el tejado a su nieta la iglesia, el símbolo del conocimiento, de la transmisión de cultura de una generación a otra; de la tradición, la educación y de todos los valores del mundo rural», señala.
«Yo soy tú, ahora es futuro, es lo que le dice el abuelo a la nieta mientras le enseña el símbolo del pueblo, una frase que la nieta entenderá con el paso del tiempo, mientras están sentados encima del reloj del Ayuntamiento, que simboliza este tiempo», detalla Aragón.
«Poco a poco empezaron a asimilarlo y el proyecto cuajó», comenta el artista, para quien este proyecto es «muy especial» y que a primeros de mayo podrán disfrutar abuelos, padres e hijos de la localidad o, lo que es lo mismo, el presente y el futuro de Husillos.