Tropas de EEUU vuelven al este de Siria desde Irak

EFE
-

Un convoy norteamericano cruza la frontera desde Irak después de que el Pentágono decidiera mantener una "presencia reducida" cerca de los campos de petróleo y evitar que caigan en manos del ISIS

Tropas de EEUU vuelven al este de Siria desde Irak

Tropas estadounidenses que se retiraron del norte de Siria han regresado al este del país tras la decisión confirmada ayer por el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, de mantener una "presencia reducida" para evitar que los campos de petróleo vuelvan a ser arrebatados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informaron hoy diversas fuentes.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que un convoy militar estadounidense ha entrado de madrugada a territorio sirio a través del cruce de Semalka, el único oficial y controlado por las autoridades kurdosirias, no reconocido por Damasco, hacia la provincia de Deir al Zur, en el este del país y fronterizo con Irak.
El convoy, compuesto de decenas de vehículos que llevaban equipamiento militar y logístico, cruzó desde el norte de Irak, aseguró la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido, pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno.
Ayer, Esper indicó en Bruselas que esa presencia de tropas incluirá fuerzas mecanizadas con el objetivo de "impedir el acceso del EI a los ingresos del petróleo, como reposicionamiento de la siguiente fase de la campaña en su contra".
Recordó que se retiraron del noreste de Siria por orden del presidente estadounidense, Donald Trump, una salida que "comenzó con el desalojo de menos de 50 soldados de la zona inmediata de ataque".
Por su parte, el director del grupo de activistas Deir al Zur 24, Omar Abu Leila, aseguró en su cuenta de la red social Twitter que helicópteros sobrevuelan la región para proteger al convoy, que ha entrado al norte de Siria con el fin de implementar el último acuerdo y proteger el petróleo en la región.
Abu Leila, que se encuentra fuera de Siria pero que tiene contacto con activistas en Deir al Zur, difundió fotografías y una filmación en la que se muestra al convoy entrando, según sus fuentes, desde el cruce no oficial de Al Walid con trece vehículos blindados.
Por otro lado, un portavoz del Pentágono declinó dar detalles sobre el regreso de las tropas, ya que "no discuten movimientos específicos de las fuerzas por motivos de seguridad de la operación".
La entrada de las tropas estadounidenses hacia Deir al Zur tiene lugar mientras los militares sirios y la Policía militar rusa se dirigen hacia el norte del país para proteger a los kurdos de la ofensiva turca y supervisar un acuerdo con Ankara que exige la retirada de las milicias de una franja fronteriza.
Hace dos semanas la Casa Blanca anunció el repliegue de las tropas en Siria, tras una conversación telefónica entre Trump y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.
Días después, el 9 de octubre, Turquía iniciaba una ofensiva contra las milicias kurdosirias, a las que considera "terroristas".
Los principales yacimientos petroleros de Siria se localizan en el noreste del país en áreas controladas por las milicias kurdas, que ya se han retirado de la denominada "zona de seguridad", desde Ras al Ain hasta Tel Abiad y en la que patrullarán unidades turcas y rusas.
Deir al Zur fue el último feudo de los yihadistas, que acabaron derrotados territorialmente el pasado 23 de marzo en Al Baguz, su último bastión, aunque continúan células activas en los pueblos de la provincia.