Abascal señala al PSOE como el «gran enemigo de España»

ICAL
-

El líder de Vox afea a PP y Cs por manipular y mostrar ambigüedad en sus declaraciones sobre su postura para con su organización durante un mitin que dejó pequeño el Ortega

Santiago Abascal (Vox) llena el teatro Ortega

El presidente de Vox y candidato a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, señaló ayer, durante un mitin multitudinario en Palencia, al PSOE como «gran enemigo de España» porque ha traicionado a sus siglas políticas y por haber llegado a la Moncloa respaldado por los enemigos de la unidad nacional, de las libertades y por «todos los que nos quieren llevar a Venezuela y que nunca condenaron al terrorismo». Así lo hizo en una cita de precampaña, en la que también afeó a PP y Cs su ambigüedad de discurso.
Sobre el pacto de investidura de Sánchez, insistió en que es indiscutible que su ascenso al poder fue por medio de un pacto entre los socialistas con «todos los enemigos» y que, por ende, el PSOE se ha convertido en otro enemigo más. Criticó así que el presidente del Gobierno, en unas recientes declaraciones, no haya descartado el indulto a los presos del procés.
«Nosotros también tendemos la mano a los votantes socialistas que se han sentido traicionados por el gran enemigo nacional. No les vamos a hacer ningún reproche solo les pedimos que recorran el camino de la unidad y la igualdad», dijo el líder de la formación de derecha durantes un acto al que asistieron más de 800 personas, en el que se mostró orgulloso por el éxito de convocatoria de su mitin en la ciudad natal del líder del PP, Pablo Casado.
Precisamente, también se pronunció en su alocución, sobre los discursos ambiguos y «manipuladores» del líder de los ‘populares’ y del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien afeó haber manipulado las palabras de algunos líderes de Vox y a quien criticó por ser la cabeza visible del partido político «que obedece al Eliseo y a Macron».
Con respecto de Pablo Casado, incidió en la ambigüedad que muestra en sus intervenciones públicas porque, «unas veces somos de derecha, cuando hay que pactar, y otras de derechas, cuando estamos en campaña». Por eso, pidió al PP que se muestra más claro durante sus discursos en esta campaña.
«rojigualdo». De este modo, volvió a apoyarse en el eje central de su discurso: la unidad nacional, para recalar que el voto a Vox es el «rojigualdo» por la una España unida, que no entiende de colores, ni de signos políticos y que es un proyecto ganador que se ampara en «la bandera de los valores, que es la de España». Prosiguió, de este modo, asegurando que Vox se ha convertido en la única opción que defiende que la unidad de España no se someterá a ningún referéndum y en la única organización que no permitirá este tipo de cuestiones porque «son de sentido común».
Abascal también urgió a la reforma del modelo autonómico, al insistir en que es innecesaria la existencia de 17 parlamentos regionales, cuando existe el Congreso de los diputados. Un punto sobre el que centró su intervención el exfuncionario de prisiones que estuvo secuestrado por ETA, José Antonio Ortega-Lara, quien pidió que este reforma incida en la recuperación de las competencias por parte del Estado.
«Hay que reformar un Estado hipertrofiado y derrochador que quiere modelos de plurinacionalidad», dijo en su intervención en la que defendió que Vox es «la ventana abierta a la opresión» en Palencia, respaldando a la cabeza de lista al Congreso, Sonia Lalanda, quien también insistió en que la formación derechista es la garante de la defensa de los valores palentinos.