Una veintena de parejas pone fin cada mes a su matrimonio

E.M.
-

A lo largo del año pasado se contabilizaron apenas 12 separaciones, una opción que decae entre los palentinos

Una veintena de parejas pone fin cada mes a su matrimonio

Una veintena de parejas palentinas pone fin a su matrimonio cada mes, cifra media que se obtiene de los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, el año pasado fueron 242 las rupturas matrimoniales que se contabilizaron en la provincia, un 9% menos que en 2017.
Un porcentaje muy pequeño se decantó por la separación, pues solo fueron 12 las parejas que eligieron esta fórmula para su ruptura y, en todos los casos, se realizó de mutuo acuerdo, sin llegar a la vía contenciosa. Una decena de ellas llevaba más de una década casada, mientras que en siete de los casos tenían dos o más hijos dependientes, mientras que otras cinco no tenían hijos bajo su protección.
En todos los matrimonios que se separaron el año pasado, los varones tenían entre 45 y 64 años de edad, mientras que 3 mujeres estaban entre los 25 y 44 años y el resto superaba esta edad.
La separación en los últimos años ha experimentado un descenso notable, cuando antes se encontraba entre las opciones preferidas. Los profesionales apuntan a que antes se tomaba como preferencia por motivos religiosos o para dejar la puerta abierta a una posible reconciliación.
La mayoría de los matrimonios de la provincia que tomó esta decisión optó por el divorcio, concretamente 230, frente a los 241 que lo hicieron en 2017, según las cifras recogidas por el INE. En 21 de los casos terminaron de forma amistosa al apostar por esta opción de mutuo acuerdo, mientras que 72 parejas acabaron con su matrimonio en un contencioso.
Lo peor de esta última alternativa se da en el caso de que haya hijos, pues siempre se acaba llegando a extremos que no son buenos para nadie y menos aún paa los menores. En el caso de los palentinos que el año pasado se divorciaron, 91 parejas tenían dos o más hijos dependientes fruto del matrimonio.
Además, en 21 de los casos había una separación previa, mientras que la mayoría era la primera vía que empleaba. Respecto a las nulidades matrimoniales, los datos facilitados por el INEno están desglosados por localidades, pero se específica que en la región no se produjo ninguna el año pasado. 
Respecto a quién presentó la demanda de divorcio, en 138 de los casos fue una decisión de ambos cónyuges, mientras que en 51 ocasiones lo hizo la esposa y en otras 42 el varón.
En lo que se refiere a la pensión compensatoria, 37 varones tendrán que abonar una cantidad a sus ya exparejas, frente a las 3 mujeres que deben pagar una cantidad de forma regular a los que fueran sus maridos hasta este proceso.
Por otra parte, en el caso de los divorcios con hijos, 107 padres tendrán que pagar en solitario la pensión alimenticia de sus descendientes, mientras que esta situación se da en 5 mujeres y en otras 30 ocasiones han de compartir amnos los gastos.
procesos. En el caso de Castilla y León, en 2018 se produjeron 4.048 divorcios y 180 separaciones. A nivel nacional, durante el año 2018 se produjeron 99.444 casos de nulidad, separación y divorcio, lo que supuso una tasa de 2,1 por cada 1.000 habitantes. Por tipo de resolución, 63.915 casos se resolvieron por sentencia y 35.529 por decreto o escritura pública.
Por tipo de proceso, se produjeron 95.254 divorcios, 4.098 separaciones y 92 nulidades. Los divorcios representaron el 95,8% del total, las separaciones el 4,1% y las nulidades el 0,1% restante.
El 77,7% de los divorcios en el año 2018 fue de mutuo acuerdo y el 22,3% restante contenciosos, tal y como se refleja en las estadísticas del INE. En el caso de las separaciones, el 85,1% lo fueron de mutuo acuerdo y el 14,9% contenciosas. Además, el año pasado hubo 1.141 divorcios entre personas del mismo sexo, de ellos, 595 fueron entre hombres y 546 entre mujeres. Por otra parte, la duración media de los matrimonios hasta la fecha de la resolución fue de 16,8 años, cifra ligeramente superior a la de 2017.
El 74,7% de los divorcios se resolvió en menos de seis meses (75,2% en 2017). Por su parte, en el 8,5% de los casos la duración fue de un año o más (7,9% en 2017).
El 82,8% de las separaciones se resolvió en menos de seis meses (81,6% en 2017), mientras que el 5,4% tardó un año o más (5,8% en 2017). La duración media de los procedimientos fue de 4,8 meses, algo superior a la de 2017. En las separaciones la duración media (3,8 meses) fue menor que en los divorcios (4,8 meses).